Deportes

El líder cambia, pero la pelea sigue al rojo vivo en la F1

El liderato del campeonato cambió de manos pero la pelea sigue con dos pilotos separados por sólo tres puntos a cinco carreras del final.

 Los fans neutrales no podría haber pedido un escenario mejor en la Fórmula 1, donde el liderato cambió de manos pero la pelea sigue al rojo vivo con dos pilotos separados por sólo tres puntos a cinco carreras del final del campeonato.

El alemán Nico Rosberg prometió "ataque total" en Japón dentro de dos semanas, después de perder el domingo la punta a manos de su compañero de equipo en Mercedes, el británico Lewis Hamilton.



Pero el campeón del mundo de 2008 parece más decidido que nunca a defender el primer puesto en la clasificación, empujado por la confianza de encadenar dos victorias seguidas desde la "pole position".



"Si no tengo que correr ninguna carrera más en toda mi vida, ok. Pero estas cinco que faltan hay que estar sí o sí", advirtió el británico.


Nico Rosberg


Sólo tres puntos separan a los dos compañeros, en un final de campeonato que parece que no se resolverá hasta la última prueba, en Abu Dabi.

"Fue el peor día del año", admitió Rosberg en un video publicado en la noche del domingo en el que lamentaba las averías técnicas que le llevaron a abandonar en el Gran Premio de Singapur.

"Ahora tengo que digerir esto y (lanzar) de nuevo un ataque total en Suzuka", añadió el piloto de 29 años, que se tomará unos días libres en Tailandia junto a su mujer, Vivian, para recuperarse de la decepción.

Hamilton también tuvo problemas este año con los desperfectos mecánicos. "Me rompería el brazo de nuevo si sirviera para terminar con los problemas de fiabilidad", aseguró el jefe de deportes de Mercedes, Toto Wolff, que hace unas semanas se lesionó en un accidente de bicicleta.

Lewis Hamilton


Por segunda vez esta temporada, Rosberg tuvo que ceder el liderato. La primera vez fue el 11 de mayo al ganar Hamilton en España.

Esta vez, el alemán no pudo ni siquiera inquietar al británico. Un cable defectuoso en la dirección tuvo la culpa. Nada funcionaba bien y Rosberg tuvo que retirarse en la vuelta 14.

El mismo Hamilton lamentó la mala suerte de su rival. "Habría querido tener esa pelea. Disfruto de la intensidad", dijo el británico, ganador de 29 grandes premios.

"La suerte está del lado de Hamilton. El Mercedes dejó a Nico Rosberg en la estacada", escribió hoy el diario inglés "The Telegraph".

Pero la suerte puede virar, y en Japón podrían intercambiarse de nuevo los puestos en la cabeza. "No confío nada en las rachas", advirtió Hamilton. "Un abandono y todo será de nuevo distinto".

En Suzuka no ganaron nunca ni Hamilton ni Rosberg. El británico fue tercero en 2009 en un McLaren-Mercedes, el alemán fue quinto en un Williams el mismo año.

En cuatro de las últimas cinco carreras ganó el alemán Sebastian Vettel, que el domingo fue segundo y junto a su compañero en Red Bull, el australiano Daniel Ricciardo, podría convertirse en juez en las próximas carreras en el duelo entre los Mercedes.

Para prepararse perfectamente para la decimoquinta carrera del año, Rosberg decidió quedarse en Asia. El año pasado, el alemán con residencia en Mónaco se quejó de problemas de jet-lag.

Hamilton publicó hoy una foto en su facebook en la que se le ve observando el amanecer en Singapur. "Hermosa mañana, adoro este lugar", escribió el británico bajo una imagen en la que se lo ve relajado, con sombrero y gafas de sol. La frustración la lleva ahora Rosberg en la maleta. 

Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 18:04
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 18:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"