Deportes

Metió un gol y fue a abrazar a su abuela

Alessandro Florenzi, de la Roma, que convirtió ante el Cagliari, saltó las vallas y subió por una de las tribunas para abrazarse con su abuela.

 El fútbol sorprende día a día por los innovadores festejos de los jugadores cada vez que convierten un gol. Disfraces, coreografías, piruetas, gestos. Hay de todo.

Sin embargo, el festejo del fin de semana es el de Alessandro Florenzi, de la Roma, que convirtió ante el Cagliari, saltó las vallas publicitarias y subió por una de las tribunas para abrazarse con su abuela. La señora, muy emocionada, se fundió en un abrazo con su nieto y gozó de un regalo muy especial.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 22:04
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 22:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"