Deportes

F1: Quejas por la propuesta de usar tres autos

El plan de Ecclestone de contar con tres autos por equipo a partir de la próxima temporada en la F1 fue mal visto por escuderías más débiles.

El plan de Bernie Ecclestone de contar con tres autos por equipo a partir de la próxima temporada en la Fórmula 1 encontró amplia resistencia en las escuderías más débiles.

"Creo que queremos tener algo saludable con diez equipos y dos autos cada uno. Nada de cuatro equipos y cada uno con tres autos", dijo hoy Claire Williams, subjefa del equipo Williams.

"Eso no forma parte del ADN de nuestro equipo", añadió.

El tradicional equipo británico no está entre los que más preocupaciones tiene. Williams, que cuenta con el apoyo de un fuerte sponsor, dio un impresionante salto de un modesto noveno puesto en la clasificación de constructores en 2013 a la actual tercera plaza.

Jefe de los derechos de comercialización de la Fórmula 1, Ecclestone abogó por introducir un tercer coche por equipo a partir ya de la próxima temporada.

"Siempre dijimos que si perdíamos hasta tres equipos, entonces las otras escuderías correrían con tres coches", dijo Ecclestone en Singapur a la web "autosport.com".

"Pienso que deberíamos hacerlo igualmente", añadió el británico, que prefiere ver tres bólidos de los equipos grandes antes que los coches de escuderías con pocos recursos.

"Preferiría ver a Ferrari con tres coches, o cualquier otro de los equipos punteros, que tener equipos con problemas", explicó el magnate de 83 años.

Varios equipos de la parrilla tienen dificultades financieras, por lo que su futuro en la competición es incierto. Ecclestone aseguró que espera tener más certeza sobre las escuderías en problemas tras las próximas dos o tres carreras.

Además de Williams, otros equipos rechazaron la propuesta.

Vijay Mallya, jefe de equipo en Force India, pidió que la Fórmula 1 permita que "los grandes y los pequeños (equipos) sobrevivan y disputen carreras".

Toro Rosso, otro equipo de los menos poderosos, coincidió con Williams y Force India.

"Espero que todos los equipos que participan en el campeonato mundial estén también el año próximo en la parrilla de largada en Melbourne. Así, el debate por un tercer auto no es necesario", dijo Franz Tost, jefe de equipo de Toro Rosso.

Sauber es otro de los conjuntos en graves dificultades. El presunto interés del millonario canadiense Lawrence Stroll quedó por ahora en nada.

El equipo privado suizo cuenta entre los que casos problemáticos sobre cuyo futuro en la Fórmula 1 penden muchas dudas. "Estamos teniendo la peor temporada de nuestra historia", admitió la jefa del equipo, Monisha Kaltenborn.

No obstante, pese a los cero puntos sumados por sus dos pilotos, el alemán Adrian Sutil y el mexicano Esteban Gutiérrez, la directiva no se da por vencida.

Kaltenborn advirtió de que durante los 21 años del equipo en la Fórmula 1, siempre se han confrontado con la pregunta sobre su supervivencia. "Y siempre decimos que vamos a seguir", señaló.

Rendirse tampoco es una opción para Caterham, pese a que los nuevos propietarios, un grupo inversor de composición aún opaca, no emprendieron aún nada que se parezca a una reconstrucción.

"Cualquier cosa que logremos ahora mismo lo vemos como un éxito", reconoció el jefe del equipo, Manfredi Ravetto, que habla de "una situación bastante difícil".

Junto a Caterham y Sauber, Marussia también está considerado como una escudería en peligro, tres de las once existentes, aunque presumiblemente eso es sólo la punta del iceberg. 

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 23:35
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 23:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"