Deportes

Básquet: la clave del éxito del "Dream Team"

El técnico de la selección, Mike Krzyzewsky, destacó que la clave de los triunfos continuos del equipo desde 2008 es el respeto a los rivales.

 El técnico de la selección de baloncesto de Estados Unidos, Mike Krzyzewsky, destacó que la clave de los triunfos continuos del equipo desde 2008 es el respeto a los rivales.


"Es un gran grupo, muy bien preparado, del que estoy orgulloso. A pesar de muchas interrupciones, siempre ha estado centrado en el equipo contra el que jugábamos, han sido respetuosos con el proceso, con los rivales", destacó "Coach K" tras ganar la final a Serbia por 129-92 y lograr así el quinto título de campeón del mundo, el segundo seguido.



"Somos unos privilegiados por que se nos llame campeones del mundo", dijo el técnico, que ha ganado de forma consecutiva dos oros mundiales y dos olímpicos.



"Los equipos son diferentes, lo que no cambia es la cultura que hemos construido, el ambiente. Pese a las lesiones y los problemas, estos chicos han hecho algo grande. Este grupo es muy especial para mí", dijo el técnico, que alabó la labor de DeMarcus Cousins en el primer cuarto, clave para dar la vuelta a un mal inicio de partido.



"Este grupo no presta atención a excusas normales. Sin Kevin Durant tuvimos que cambiar nuestro ataque, hicieron los ajustes y todo lo que les pedimos. No se puede desear un grupo más perfecto durante los 55 días de trabajo", agregó.



"Hoy jugamos muy bien durante 35 minutos, una gran actuación. Hemos mejorado a cada partido, no puedo individualizar en un chico, no hay una estrella, es un equipo de campeonato", destacó la ausencia de un astro y el juego de conjunto.



"Coach K" recordó que cuando se hizo cargo del equipo hace nueve años la meta era lograr medallas de oro y ganarse "el respeto de nuestro país y de todo el mundo por la forma de ganar". "Hemos ganado por el respeto de saber lo buenos que son los demás, nos hemos preparado muy bien, hemos buscado siempre mejorar".



El seleccionador no da nada por hecho. "Siempre se puede tener un partido malo como le pasó a España, que tuvo un mal día. Debíamos asegurarnos de no tener días malos y funcionó", agregó Krzyzewski, que no ve que se haya ampliado la diferencia entre su equipo y el resto. "Sabemos que podemos perder el próximo partido y así nos preparamos, sabemos lo buenos que son los otros". 

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 16:58
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 16:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"