Deportes

Berlocq perdió con Sela y la serie quedó igualada

El de Chascomús cayó por 6-3, 6-7, 6-2 y 6-1 en el segundo punto de la serie de la Copa Davis. El anterior lo ganó Leonardo Mayer.

 En una jornada donde el calor y los nervios tuvieron su protagonismo, la Argentina quedó hoy 1-1 con Israel en el repechaje de permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis, que continuará este sábado con el vital punto de dobles en Sunrise, Florida, Estados Unidos. 

El lógico pero sufrido triunfo del correntino Leonardo Mayer (25 del ránking) sobre el juvenil Bar Botzer (776) en cuatro sets (6-4, 3-6, 6-2 y 6-1), se contrastó con la dura derrota del siempre combativo Carlos Berlocq ante Dudi Sela, también en cuatro mangas (6-3, 6-7 (4), 6-2 y 6-2). 

Después de seis horas de juego entre los singles, Argentina e Israel quedaron igualados y el encuentro de dobles este sábado (a las 13:30 hora argentina) pasa a ser determinante para el desarrollo de la serie. En principio, allí se enfrentarán los zurdos Horacio Zeballos y Federico Delbonis frente a la experimentada dupla del argentino nacionalizado Jon Erlich y el uruguayo nacionalizado Andy Ram.

 En el primer turno, el correntino Leonardo Mayer batalló contra el calor y los nervios para sacar adelante el partido contra Botzer, y darle el primer punto a la Argentina frente a Israel. 

El triunfo del "Yaca" Mayer, en poco menos de dos horas y media de juego, fue con parciales de 6-4, 3-6, 6-2 y 6-1, y muy trabajoso pese a la diferencia de ránking con Botzer, acostumbrado a jugar torneo future, los últimos de la escala de importancia. "Si veías el ránking era fácil jugarlo, pero tuve que poner mucha garra y se pudo ganar. Ahora hay que alentar a Charly. 

Se ganó este punto que era complicado para mí. No es fácil por la Copa Davis, hace mucho calor, es difícil aguantar los puntos largos y agarrar ritmo, sabía que a la larga le iba a ganar por el físico", afirmó Mayer, 25 del mundo, en declaraciones a la televisación oficial. Mayer tuvo que trabajar más de la cuenta ante un sofocante calor en el Sunrise Tennis Club, a 40 kilómetros de Miami, lo que permitió una buena concurrencia de público argentino. 

Si bien era clara la diferencia de velocidad de pelota de cada tenista, al correntino le costó imponerlo por varios tramos del partido. Pese al quiebre en el primer game del match, que fue la única diferencia en el primer set, a Mayer le fue incómodo por muchos tramos el juego plano de Botzer. Cuando el primer saque salía con velocidad y quedaba como dominador del punto, el correntino sacaba la diferencia que se esperaba. Pero los nervios que suele haber en Copa Davis motivaron también lo que pasó en el segundo set, cuando mucho más atado, el brazo se empezó a acortar en el golpe de Mayer, y Botzer no desaprovechó. Del 3-2 a favor del correntino, el israelí se impuso por 6-3 para emparejar las acciones y motivar la intervención de Jaite en la cabeza de Mayer. 

Y pareció que eso surtió efecto, porque después de haber ido a los vestuarios, el "Yaca" salió mucho más decidido en su juego, con golpes más profundos y haciendo sentir el rigor a Botzer, que debió reemplazar al segundo singlista habitual de Israel, Amir Weintraub, que no se ausentó por no estar recuperado de una operación de cadera. 

El 5-0 parcial con el que llegó a la definición de la tercera manga parecía la diferencia real entre dos tenistas que juegan "a otra cosa" en el circuito profesional. Lo mismo ocurrió en el cuarto parcial, donde Mayer encaminó tranquilo el triunfo para gritar con fuerza contra el piso ardiente del Sunrise Tennis Club y sacarse los nervios del primer punto. 

Berlocq volvió a caer con Sela

 El partido de Berlocq fue todo lo contrario desde el comienzo, pese a la lluvia que obligó a frenar durante casi una hora y media en el 1-2 inicial. Fue un duelo del circuito, con mucho más ritmo de bola, menos errores no forzados y donde Sela se sintió más cómodo de entrada. 

Por eso pudo conseguir el quiebre necesario -único de esa primera manga- para vencerlo por 6-3. Las malas sensaciones de Berlocq -que tenía un triste antecedente inmediato ante el mismo rival en el US Open con derrota en cuatro sets- continuaron en el inicio del segundo parcial. Allí Sela sacó una ventaja rápida de 3-0 con dos quiebres, y tuvo su servicio para estirar la diferencia, pero el amor propio del chascomusense lo devolvió al partido. 

Recuperó la desventaja, llevó al israelí al tie break y cuando parecía vencido, renació para imponerse por 7-4 en los "penales" y dejar todo como al principio. Pero Sela no se inmutó, continuó con su juego desgastante desde el fondo de la cancha, eligiendo el momento en el cual atacar la pelota. Pese al intercambio de quiebres en la mitad del set, Sela llegó más armado al desenlace y quedándose dos veces más con el saque de "Charly" volvió a tener la ventaja con el 6-2. 

Entre quejas por los gritos del (poco) público que hubo en el Sunrise Tennis Club, Berlocq intentó regresar al partido, pero ya era tarde. Sela había conseguido una diferencia que fue determinante en el desenlace, porque le dio tranquilidad para no entrar en ningún cruce que no fuera tenístico y repetir la victoria del US Open, para complicar el panorama de la Argentina y su permanencia en el Grupo Mundial, lugar que ostenta desde 2001.

 


Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 10:40
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 10:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"