Deportes

Mayer le dio el primer punto a la Argentina ante Israel

En Sunrise, el correntino venció en cuatro sets al juvenil Bar Botze y atrapó el primer punto del repechaje por un lugar en el Grupo Mundial.

El correntino Leonardo Mayer batalló contra el calor y los nervios para sacar adelante el partido frente al juvenil Bar Botzer (776 del mundo) en cuatro sets, y darle el primer punto a la Argentina frente a Israel, en la serie repechaje de permanencia en el Grupo Mundial de Copa Davis, que se disputa en Sunrise, Florida, Estados Unidos. 

El triunfo del "Yaca" Mayer, en poco menos de dos horas y media de juego, fue con parciales de 6-4, 3-6, 6-2 y 6-1, y muy trabajoso pese a la diferencia de ránking con Botzer, acostumbrado a jugar torneo future, los últimos de la escala de importancia.

"Si veías el ránking era fácil jugarlo, pero tuve que poner mucha garra y se pudo ganar. Ahora hay que alentar a Charly. Se ganó este punto que era complicado para mí. No es fácil por la Copa Davis, hace mucho calor, es difícil aguantar los puntos largos y agarrar ritmo, sabía que a la larga le iba a ganar por el físico", afirmó Mayer, 25 del mundo, en declaraciones a la televisación oficial.

Más allá del resultado, el triunfo del correntino es importante en lo anímico para el equipo argentino, capitaneado por última vez por Martín Jaite, antes que salgan a la cancha Carlos Berlocq (67 del mundo) y Dudi Sela (84), para jugar el segundo punto.

Mayer tuvo que trabajar más de la cuenta ante un sofocante calor en el Sunrise Tennis Club, a 40 kilómetros de Miami, lo que permitió una buena concurrencia de público argentino.

Si bien era clara la diferencia de velocidad de pelota de cada tenista, al correntino le costó imponerlo por varios tramos del partido.

Pese al quiebre en el primer game del match, que fue la única diferencia en el primer set, a Mayer le fue incómodo por muchos tramos el juego plano de Botzer.

Cuando el primer saque salía con velocidad y quedaba como dominador del punto, el correntino sacaba la diferencia que se esperaba.

Pero los nervios que suele haber en Copa Davis motivaron también lo que pasó en el segundo set, cuando mucho más atado, el brazo se empezó a acortar en el golpe de Mayer, y Botzer no desaprovechó.

Del 3-2 a favor del correntino, el israelí se impuso por 6-3 para emparejar las acciones y motivar la intervención de Jaite en la cabeza de Mayer.

Y pareció que eso surtió efecto, porque después de haber ido a los vestuarios, el "Yaca" salió mucho más decidido en su juego, con golpes más profundos y haciendo sentir el rigor a Botzer, que debió reemplazar al segundo singlista habitual de Israel, Amir Weintraub, que no se ausentó por no estar recuperado de una operación de cadera.

El 5-0 parcial con el que llegó a la definición de la tercera manga parecía la diferencia real entre dos tenistas que juegan "a otra cosa" en el circuito profesional.

Lo mismo ocurrió en el cuarto parcial, donde Mayer encaminó tranquilo el triunfo para gritar con fuerza contra el piso ardiente del Sunrise Tennis Club y sacarse los nervios del primer punto.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 10:24
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 10:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"