Deportes

Serbia aplastó al verdugo de Argentina

El conjunto europeo venció 84 a 56 a Brasil por los cuartos de final del Mundial de básquetbol que se disputa en España.

Serbia jugará ante España o Francia las semifinales del Mundial de baloncesto al aplastar hoy a Brasil por 84-56 con una gran actuación conjunta en la que destacó con 23 puntos Milos Teodosic.

Un parcial de 7-0 con cinco tiros libres tras dos técnicas contra jugadores de Brasil rompió al inicio del tercer periodo un partido parejo en la primera mitad y que terminó siendo un paseo triunfal para una Serbia renacida en la fase decisiva del campeonato.

La gran defensa de Serbia en la segunda parte ahogó a Brasil, que en los segundos 20 minutos sólo pudo anotar 22 puntos, algunos de ellos cuando el partido estaba ya sentenciado.

El rival de Serbia el viernes en semifinales será el ganador del duelo que disputan más tarde España y Francia.

Teodosic demostró desde el inicio que iba a ser su partido. En el primer cuarto anotó ocho puntos y lideró la ventaja 21-17 de una acertada Serbia, superior a un Brasil más físico sustentado en un Anderson Varejao omnipresente en ambas canastas, acertado y activo en el rebote, sobre todo en el ofensivo.

Dos triples de Alex García al inicio del segundo cuarto pusieron en ventaja 23-21 a Brasil, que apretó su defensa y siguió haciendo daño bajo el aro, ahora con Nené Nilario.

Nemanja Bjelica sostuvo al equipo balcánico mientras Teodosic se tomó una pausa. Pero fue el base del CSKA de Moscú el que respondió para devolver el mando a Serbia.

El partido era de golpe y contragolpe y Brasil, superior bajo los tableros, replicó con un parcial de 7-0 para ponerse por delante 32-29. Varejao era el motor del conjunto sudamericano con defensa, rebotes, intimidación y tapones.

Fue Serbia, muy aplicada en defensa, la que contraatacó al final, antes del descanso con un 8-0. Tres tiros libres de Teodosic dieron la ventaja de 37-32 a los europeos, un pequeño colchón con el que empezar la segunda mitad.

Fue suficiente porque el parcial se amplió. Miroslav Raduljica anotó cuatro puntos seguidos y Serbia abrió una brecha de nueve (41-32). Con Brasil atascada, llegó el momento decisivo. Una falta personal sobre Raduljica derivó en las protestas de los jugadores brasileños, a los que se les señaló dos técnicas.

El balance fue una sangría para Brasil: seis tiros libres seguidos, cinco anotados -cuatro de ellos por Teodosic-, posesión de pelota para Serbia y canasta de Stefan Markovic. A 7:05 minutos para el final, los europeos se escaparon 50-34 y ya no pararon. Bogdan Bogdanovic se sumó a la fiesta. ¿Y Brasil? A 5:29 minutos para el final del tercer cuarto llegaron los primeros puntos de Leandro Barbosa, la estrella "canarinha" del perímetro.

Toda una señal. Mientras, Teodosic sumaba otro triple y ampliaba la renta a 20 (58-38). La diferencia se estiró a 24 al final de un parcial que acabó 29-12.

Serbia no paraba de anotar, sobre todo desde el triple, pero además sumaba el juego interior de Nenad Krstic. El 75-46 resultaba sonrojante ya para Brasil. Partido acabado a falta de muchos minutos para el final.

La clave, sin embargo, no fue el lúcido ataque europeo, sino la defensa. Hacía mucho tiempo que no se veía a una selección "plavi" tan comprometida, dejando atrás las dudas de la primera fase en Granada, en la que sólo le ganaron a Egipto y Turquía, y dando continuidad a la "versión Madrid", ya que ya maravilló en octavos ante la favorita Grecia.

A cinco minutos para el final, el técnico Sasha Djordjevic dio descanso a Teodosic, que se retiró entre aplausos, cara de un equipo brillante y esforzado que peleará por las medallas. 

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 13:50
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 13:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"