Deportes

El "Intocable" Nicolino Locche cumpliría hoy 75 años

El mendocino es reconocido como uno de los campeones más grandes de la historia del boxeo argentino. Falleció en 2005.

El célebre ´Intocable´ Nicolino Locche, uno de los más grandes ídolos del boxeo nacional, hubiese cumplido hoy 75 años de edad. Locche llegó a la cima del mundo boxístico un 12 de diciembre de 1968, cuando en Tokyo destronó al hawaiano Paul Fujii y se alzó con el título mundial welter junior. 

Nicolino había nacido el 2 de setiembre de 1939 en Campo de Los Andes, en el departamento de Tunuyán. 

En Tokyo, el mismo escenario en el que se consagraran previamente sus compatriotas Pascual Pérez y Horacio Accavallo, el mendocino escribió la página más gloriosa de su trayectoria. 

"Me dormí una siesta en el camarín antes del combate", había contado alguna vez Locche en un tono distendido.

Por aquellos tiempos la televisión y la tecnología no comulgaban con la inmediatez de la imagen, por lo que los aficionados argentinos se pegaron a las radios como husmeando otra hazaña del boxeo argentino. 

Un pequeño grupo le dio el apoyo logístico a Nicolino, que estaba encabezado por Juan Carlos Lectoure, el entrenador Francisco ´Paco´ Bermúdez, el sparring Juan Aguilar, el anunciador del Luna Park, Roberto Fiorentino, y Beto Massara, un amigo entrañable del prestigioso entrenador mendocino.

El rival de Locche era un hawaiano radicado en Tokio, con la apariencia típica de un luchador oriental, y el Kuramae Sumo fue el escenario de la contienda. 

Durante nueve rounds Locche dio una exhibición de boxeo, ya que a sus características virtudes defensivas le sumó una inédita e irrepetible tarea ofensiva que terminó por demoler a Fujii.

 

Es que su rival, muy cortado en ambos arcos superciliares, declinó seguir combatiendo cuando la campana lo convocaba a afrontar el décimo round.
Posteriormente llegarían cinco defensas exitosas del título y una sexta en la que resignó la corona ante el panameño Alfonso ´Peppermint´ Frazer, el 10 de marzo de 1972.

Pero esa fue otra historia. Como si hubiera conocido a la primera novia, la gran noche, no exenta de una romántica lluvia, la había vivido el ya fallecido Nicolino Locche en el Lejano Oriente. Como un cuento de hadas encarnado por un boxeador "mágico".

El tiempo quiso que las luces del Luna Park se apagaran en 1987 para el boxeo, quizás como para no desentonar con el boxeo argentino mismo. 

En julio de 2002, tras el fallecimiento de Lectoure, su familia decidió reabrir el Luna Park para el boxeo, y nuevamente Locche presenció desde el Ring Side combates por títulos mundiales acompañado por el cariño y la idolatría de su público.

Pero seguramente perdurarán entre los duendes de la noche porteña aquellas estrofas que entonaba Chico Navarro, cuando cantaba "un sábado más / sobre Buenos Aires un sábado más / si hoy pelea Locche en el Luna Park".

Nicolino falleció en Las Heras el 7 de septiembre de 2005, mientras que su última aparición en público se produjo un año antes, cuando recibió el cinturón de campeón mundial que había ganado en Japón, dado que en esa oportunidad le habían dado una réplica. 

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 08:45
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"