Deportes

Messi guió al Barcelona a otra victoria

El club catalán ganó por 1 a 0 al Villarreal en el partido correspondiente a la segunda fecha de la Liga. La Pulga hizo la jugada del gol de Sandro. Video.


Goal Sandro Villareal 0-1 Barcelona por enteritainmentoffical


El Barcelona consiguió hoy una ajustada victoria por 1-0 sobre el Villarreal y se acomodó como único líder de la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por Luis Enrique no brilló demasiado en el campo de juego y consiguió la diferencia en el resultado recién a falta de ocho minutos para el final, gracias a un gol del juvenil Sandro.

El conjunto catalán, que recuperó los servicios de Neymar y tuvo a Xavi Hernández en el campo los minutos finales, se convirtió, a falta de tres partidos, en el único equipo en haber ganado las dos primeras jornadas del campeonato español.

El Barcelona contó con cuatro jugadores de clara vocación ofensiva desde el inicio, Rafinha, Pedro, Munir y Lionel Messi, pero tuvo muchas dificultades para poder generar espacios.

Aún así, le fue suficiente para derrotar a uno de los equipos con mejor forma del último año y medio.

El Barcelona padeció durante la primera mitad síntomas de las dificultades para generar espacios también sufridas en la época de Gerardo Martino en el banquillo.

El conjunto azulgrana llegaba a los último 20 metros de la cancha con comodidad y paciencia, pero no tenía la movilidad suficiente sin pelota como para crear huecos.

Como si fuera poco, el Villarreal obstruyó los pasajes internos del juego ofensivo azulgrana y logró mantener fuera de peligro la portería de Sergio Asenjo.

Rafinha se mostró desconectado de los tres delanteros y Messi, atrapado entre los centrales y los mediocampistas defensivos amarillos, buscó alternativas sobre la banda derecha sin demasiado éxito.

El primer tiempo murió con un partido pobre y sin demasiadas jugadas de peligro: el Barcelona no encontró la vía de peligro y el Villarreal se acorraló en su propio campo sin demasiado ánimo de contraataques.

La segunda mitad mejoró definitivamente en lo deportivo y, por ende, alimentó el espectáculo: el cerrojo de los locales empezó a mostrar grietas, mientras que el Barcelona, en su afán de buscar la victoria, asumió riesgos que le pudieron haber costado una derrota.

El ingreso de Neymar, después de dos meses de inactividad, le permitió a Messi tener un socio de calidad mundial en los últimos metros. Aún así, el brasileño se mostró errático, especialmente en dos ocasiones claras de peligro que envió el balón desviado.

Mientras tanto, el Villarreal tuvo la ventaja en dos ocasiones desafortunadas: Jeremy Mathieu envió un despeje fallido al palo y Tomás Pina estrelló un zurdazo en el otro palo en una jugada clarísima de peligro.

El gol del Barcelona se produjo recién a falta de ocho minutos para el final y en una jugada que no suponía demasiado peligro: Messi encontró espacio en la zona derecha del área y, después de un recorte intentó definir por entre las piernas de Sergio Asenjo; la pelota cruzó la línea de la portería hasta que el juvenil Sandro la empujó hacia la red justo antes de que su defensor interfiriera.

Ya en los instantes finales, el Barcelona mató el ritmo del partido bajo la batuta de Xavi Hernández, ingresado desde el banquillo. 

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 05:48
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 05:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"