Deportes

Argentina no pudo ante el poderío croata

Pese a los 30 puntos de Scola, el seleccionado argentino de básquet cayó ante Croacia 90-85 en el segundo examen del Grupo B en el Mundial de España.

La selección argentina de baloncesto perdió hoy 90-85 ante Croacia en un apretado encuentro por la segunda jornada del Grupo B del Mundial España 2014, pero mantiene intactas sus opciones de clasificarse a la próxima ronda.

Los 30 puntos de Luis Scola en la ciudad de Sevilla no le alcanzaron al conjunto albiceleste, que mañana tendrá la opción de reivindicarse cuando se mida con Filipinas.

En los croatas lucieron Krono Simon, autor de 18 tantos, y Bojan Bogdanovic, que aportó 16, los mismos que Dario Saric. El equipo de Jasmin Represa podrá sentenciar mañana su clasificación a los octavos de final cuando se mida con Senegal.

A diferencia de lo que mostró el sábado ante Puerto Rico, su comienzo ante los croatas no fue lo que imaginaba su entrenador. Ante la altura de los croatas, Julio Lamas apostó por Marcos Mata entre los titulares y relegó a la banca a Facundo Campazzo.

Argentina Croacia

La estrategia no tuvo el éxito esperado: Argentina falló lanzamientos cómodos y Croacia martilló desde lejos a través de Kruno Simon (tres triples) y Bojan Bogdanovic (dos). Con esos dos argumentos, los balcánicos tomaron rápidas ventajas para situarse 20-9 cuando promediaba el primer cuarto.

Entonces Argentina volvió a su plan inicial y saltó a la pista Campazzo, para darle otra intensidad al juego. El flamante fichaje del Real Madrid despertó a su equipo con jugadas de todo tipo: un tapón a Lafayette, una canasta a pura habilidad para desairar a los dos metros y 11 centímetros de Luka Zoric y un triple para achicar desventajas.

Además, el capitán Scola entró en escena, con 13 puntos en el segundo segmento, para que Argentina metiera un parcial 9-0 que le permitió pasar al frente 29-28. Sin embargo, su ofensiva pasó a depender demasiado del ala pívot de Indiana Pacers y Croacia lo aprovechó para tomar otra vez diferencias que rondaban los cinco puntos.

Argentina amagó con concretar otra vez la remontada, pero se encontró con una Croacia cada vez más sólida, con Lafayatte conduciendo, con los lanzadores con mucha efectividad y con los pivots dominando bajo las tablas.

Además, las salidas para descansar de Pablo Prigioni y Scola en los últimos dos minutos del tercer parcial fueron muy contraproducentes, ya que Croacia estableció un parcial 9-0 para llegar al cuarto decisivo con una renta de 12 puntos (75-63). Parecía que Argentina se resignaba.

Sin embargo, tras el descanso, Nocioni volvió primero a la pista, agitó sus brazos e invitó a su gente. Y los más de 2000 argentinos le respondieron con un aliento atronador: “Esta tarde cueste lo que cueste, esta tarde tenemos que ganar”. Parecía Buenos Aires, aunque en Sevilla.

El efecto contagió, surtió efecto y la "albiceleste" volvió a ponerse en juego, de la mano de un descomunal Scola (30 puntos y 9 rebotes) y la ayuda Campazzo (13 tantos y 6 asistencias). Con tres minutos por jugar, la diferencia era apenas de cinco puntos (85-80), pero dos ataques seguidos fallados por su capitán y un triple errado del base frenaron la remontada.

A la contra, Roko Ukic sentenció con un triple que garantizó la victoria balcánica, en un partido que tuvo muchísimos condimentos y que dejó a Argentina con el sabor amargo de la derrota pero con las opciones intactas. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 05:31
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 05:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"