Deportes

Con Di María, el United sólo pudo igualar con un ascendido

Los Diablos Rojos, con el debut del argentino, empataron sin goles ante Burnley por la tercera fecha de la Premier League.

Con el debut de Ángel Di María como titular, tras llegar al club en el fichaje récord para el fútbol británico y también para el traspaso de un futbolista argentino, Manchester United igualó 0-0 como visitante ante Burnley, en el encuentro que abrió la tercera fecha de la Premier League.

Si bien el entrenador de los Diablos Rojos, el holandés Louis Van Gaal, había avisado que no esperaba que el rosarino fuera una "cura milagrosa", el jugador del seleccionado argentino, que había sido presentado el lunes en su nuevo equipo, fue incluído entre los once iniciales con apenas un entrenamiento completo junto al resto del plantel.

Es que Manchester United necesitaba recuperarse de una flojísimo arranque de temporada, en el que acumulaba una derrota y un empate en la Premier y una durísima goleada 4-0 ante Milton Keynes Dons, de la tercera división, por la Copa de la Liga.

En la primera etapa, Di María mostró destellos de su fútbol, arrancando desde atrás, entendiéndose bien con sus nuevos compañeros y cediendo dos pases que propiciaron buenas chances. A los 14 minutos habilitó desde su campo a Robin Van Persie, quien controló con el pecho y fusiló a quemarropa a Tom Heaton, pero el arquero desvió con el brazo izquierdo.

Cuatro minutos más tarde, el exjugador de Real Madrid desbordó por izquierda y cedió al corazón del área para que Juan Mata definiera a la carrera, pero el español resbaló al momento del disparo.

De todas maneras, el equipo de Van Gaal repitió los errores de sus encuentros anteriores, ofreció ventajas en el fondo y estuvo cerca de irse al descanso en desventaja, ya que los locales también tuvieron sus opciones en los pies de David Jones. La más clara fue un tiro libre que fue repelido por el travesaño.

El complemento no se modificó en el complemento, más allá de un cuarto de hora inicial en el que el United apretó, sin orden pero con el peso de sus individualidades. A los 14 minutos nuevamente fue Di María el gestor del riesgo: le ganó por la izquierda a Ben Mee, se filtró en el área y despachó el centro atrás, que después de varios rebotes fue rechazado por Dean Marney muy cerca de la línea de sentencia.

Un minuto más tarde, el holandés Van Persie le ganó de arriba a Jason Shackell, tras un centro frontal de Darren Fletcher, pero su cabezazo salió por arriba del travesaño del arco defendido por Heaton.

Con el correr de los minutos, los de Van Gaal se fueron desinflando y permitieron que el humilde Burnley, que había caído en sus dos primeras presentaciones en el certamen, saliera del fondo y se animara a apurar.

Para colmo, después de haber sentido una ligera molestia muscular y ya sin demasiada energía, Di María fue sustituído a los 25 minutos por el brasileño Anderson, con lo que la visita perdió al único jugador que había mostrado capacidad para revolucionar el duelo, aunque más no fuera con chispazos.

La última chance fue a cuatro minutos del pitazo final, con un remate de Ashley Young que se estrelló en la mano de Kieran Trippier, pero que el árbitro Chris foy no interpretó como penal. Así, Manchester United no pudo romper el cero y sigue sin ganar en la Premier League.

Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 20:07
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 20:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve