Deportes

Almirón sorprende por su método en el Rojo

La manera de trabajar y la toma de decisiones ha sorprendido en Independiente que en su vuelta a primera no tiene un camino facil.

Según publica hoy Diario La Nación,  los Rojos cuentan con un entrenador que no entiende de concesiones y en un club que sigue de cerca sus movimientos.

Jorge Almirón, confeso hincha de los Rojos, empezó con todo, con las victorias ante Belgrano (2-0), por la Copa Argentina, y ante Atlético de Rafaela (3-0), por el torneo de Primera División. Pero después cayó en la incertidumbre con la derrota ante Estudiantes (1-0). No sólo por el traspié , sino por los cambios, las decisiones y la reprimenda para Matías Pisano, por caso. El director técnico que se formó en México y que, tras los pasos por Defensa y Justicia y Godoy Cruz tiene la primera gran oportunidad en la Argentina, se hace respetar, por más que a muchos les genere cierta incomodidad en los primeros tramos. Por lo pronto, sorprendió a los dirigentes y, a decir verdad, también a ciertos integrantes del plantel.

Almirón se movió con soltura y con carácter desde el primer momento. Había llegado con las credenciales de hombre firme desde Mendoza, donde no dudó a la hora de las determinaciones fuertes en Godoy Cruz. No se llevaba bien con algunos referentes. ¿Un caso? Federico Lértora, que además tuvo idas y venidas con los dirigentes. Claro que, cerca de la Cordillera, la repercusión era muy distinta.

"No sé si el técnico se apresuró con no haber tenido en cuenta a Pisano y con haber puesto a Montenegro de entrada. Fueron sus decisiones y hay que entenderlas. No muchos saben lo que pasa en el día a día. Estamos conformes con él", explicó uno de los allegados al plantel. Lo concreto es que el bajo perfil del DT, poco amigo de las apariciones públicas, le llamaron la atención a más de uno. "No le gusta el periodismo", agregaron.

El revuelo ya se había generado por las charlas entre Almirón y Montenegro, que volvió como titular cuando parecía que no tenía lugar en el conjunto. "Nunca tuve ni tengo problemas con los jugadores porque soy frontal. A la larga entienden que es por su bien. Charlo con los futbolistas para pedirles compromiso al jugar en un equipo tan grande, pero no es que estoy con el látigo todo el día. Yo te puedo hablar de lo que pretendo de un jugador, no de la relación que debo tener con él. Hay cosas que tienen que cumplir como profesionales", dijo el técnico, en declaraciones al programa partidario Orgullo Rojo. Elocuente, aunque sea entre líneas.

Rolfi también dijo lo suyo. "Siempre se habla. Son cosas normales en los planteles. Cuando se da una charla así se habla de todos los temas. De lo que pasó, de lo que se puede llegar a solucionar; de muchas cosas. Es la segunda conversación tan amplia que tenemos y está bueno", dijo Montenegro, que, por decisión del DT, le cedió la cinta de capitán a Cristian Tula.

Los dirigentes, si bien están de acuerdo con el método de Almirón, esperan que su carácter no sea contraproducente en la actitud del plantel. El DT en todo momento señala como sus referentes a Tula y a Montenegro. La incógnita es la reacción de otro histórico, Federico Insúa, suplente en el debut y que ni siquiera estuvo en el banco contra Estudiantes.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 20:06
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 20:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"