Deportes

Rugby: el gesto que enaltece sus valores

Mirá la carta que le mandó el presidente del SIC a su par de Atlético del Rosario, ahí explica la acción del rugbier y agradece la educación recibida.

Vivimos en una sociedad donde los valores están olvidados, impera la viveza, el sacar ventaja, el egoísmo, conseguir los resultados a cualquier costo, pero cuando aparecen Gestos nobles, sinceros, puros, es importante resaltarlos, por más que esos Gestos sean lo que corresponde, pero lamentablemente hoy no abundan y llaman la atención. 

El rugby siempre se caracterizó por la educación de los principios, por el compañerismo y el respeto al adversario, hoy, insisto, este mismo deporte también ha sufrido-menos- la contaminación de actitudes ventajistas y egoístas que tiene la sociedad misma, no tanto en sus jugadores pero si en varios de sus dirigentes.

El gesto que tuvo el jugador de Atlético del Rosario, Ignacio Gareis, sirve y servirá como ejemplo para los rugbiers y deportistas actuales y también para las futuras generaciones.

Hay que resaltar también el Gesto de los dirigentes del San Isidro Club que reconocen la actitud del jugador y de los entrenadores del club de Rosario que educaron al apertura de Atlético.

La Carta:


Nota del SIC


Un gran maestro y educador como fue Veco Villegas, decía " El rugby siempre se enorgulleció de tener grandes hombres y siempre destacó, junto a la condición natural del jugador de hacer cosas bien dentro de una cancha, repetir lo mismo en la actividad privada de ese jugador".

Veco villegas

 

También un hombre del fútbol tiene algo para decirnos: 

MARCELO BIELSA


Rugby Didáctico, escrito por Sebastián Perasso, aporta lo suyo:

FRASE DE RUGBY


Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 15:08
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 15:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve