Iglesias sigue recorriendo la provincia y criticando a Cobos

Roberto Iglesias y Ernesto Sanz, la fórmula radical para la Gobernación, presentaron su propuesta electoral en Rivadavia. Críticas a los gobiernos nacional y provincial.

Los candidatos a gobernador y vice de la Unión Cívica Radical, Roberto Iglesias y Ernesto Sanz cerraron con sendos discursos un acto al que asistieron más de 700 personas realizado ayer en la Casa D’Italia de la ciudad de Rivadavia.
Con la consigna “Volvemos por Mendoza”, Sanz señaló que lo que se dirime el 28 de octubre no es sólo los cargos renovables si no una forma de gobernar la Argentina. Explicó también que las actuales formas centralistas, de acumulación de poder postergan al interior del país de donde sale la verdadera riqueza nacional.
Iglesias hizo una firme defensa de los principios partidarios y exhibiendo los logros de su administración y expresó la necesiadad de que el radicalismo vuelva a gobernar la provincia, “porque lo que gobierna ahora no es el radicalismo”.
La presencia de los principales candidatos enmarcó la puesta en marcha de una campaña para poner en el municipio a Miguel Ronco, un productor, industrial de profesión enólogo. En su intervención, el aspirante a suceder a Ricardo Mansur, dijo que el eje más importante para su futura gestión es el diálogo y el contacto con los vecinos. Con respecto al manejo de la comuna adelantó que lo hará con presupuesto participativo atendiendo a las necesidades de los distritos, de las entidades vecinales y de los distintos sectores que necesiten del municipio.
El candidato a gobernador llamó la atención sobre la capacidad del radicalismo para gobernar demostrada durante su gestión 1999-2003, en la que debió salir adelante en medio de la crisis más grave que tuvo la Argentina.
Iglesias enumeró las principales medidas que debió tomar y todas las obras públicas que inició aún con graves dificultades económicas. Señaló que no es gratis que el centralismo kirchnerista haya buscado destruir la Unión Cívica Radical en la provincia más importante que ha gobernado.
Sanz enfatizó que este radicalismo lastimado, con “heridas en el lomo” sigue luchando para ofrecerle a los argentinos una alternativa democrática y republicana capaz de llevar a la Argentina y a Mendoza por la verdadera senda del progreso.
Uno de los puntos más críticos que se apuntó al actual gobierno es la actitud del actual gobernador de pegarse al presidente con la falsa premisa de beneficiar a Mendoza. Roberto Iglesias recordó que durante su gobierno debió convivir con tres presidentes de distinto signo ante los que no se “achicó” sino que se dedicó a discutir para sacar más beneficios para nuestra provincia.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 00:04
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 00:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"