Deportes

Ginóbili busca destrabar el impedimento de los Spurs

El argentino quiere ir con la Selección al Mundial de España y busca respuestas legales para evitar represalias de la franquicia.

San Antonio no quiere que Manu juegue el Mundial y pone como argumento la microfractura por estrés que sufrió en el peroné de la pierna derecha. Esa lesión venía de arrastre, tanto que con ella jugó las finales de la NBA, cuando los Spurs ganaron el título contra Miami Heat y no le impidió al argentino ser una de las figuras en esos cinco partidos de la definición.

“San Antonio va a tener que confiar en mí”, sostuvo el escolta cuando llegó a la Argentina, el 4 de julio, para encarar la última etapa de recuperación antes de sumarse a la concentración de cara al Mundial de España. Es que los Spurs, con la intención de embarrar la cancha, habían lanzado una operación similar antes de su regreso al país: a través del mismo medio (San Antonio Express News) difundió la existencia de la lesión a partir de los informes médicos de la franquicia. Manu pidió una segunda opinión sobre el caso, que le dio un resultado más optimista, y por ello se animó a decir: “Si estoy sano, jugaré el Mundial”.

Aunque la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) ni el propio jugador acusaron recibo de la carta, Ginóbili sabía de la última movida de su equipo aun antes de que Harvey lo arrobara en un tuit. No fue casual su silencio en las últimas horas: en su entorno aseguran que, mientras procesa con la bronca del caso, empezó una ronda de consultas con abogados para tratar de encontrar un atajo legal que le permita ir a la Copa del Mundo y eludir las consecuencias legales que podrían generarle esa rebeldía. Es que a Manu le queda un año más de contrato con los Spurs en el vínculo por dos temporadas que había firmado en 2013, a cambio de 14,5 millones de dólares.

Mientras tanto, el escolta argentino siguió trabajando con la Selección en la UADE, y el entrenador Julio Lamas no quiere bajarlo de la nómina de 15 jugadores que viajarán el jueves a Río de Janeiro para disputar el Tres Naciones, un amistoso preparatorio para el Mundial que viernes y sábado compartirá con Brasil y Angola. Por ahora, Manu sólo realizó movimientos livianos en las prácticas, sin contacto con sus compañeros, para no interrumpir la recuperación de la lesión. E incluso se sometió a sesiones en una cámara hiperbárica para acelerar los plazos. Anoche, en tanto, compartió un asado en la casa de Luis Scola, donde se celebró el cumpleaños de Manu.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 07:36
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 07:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"