Deportes

Vincenzo Nibali ganó su primer Tour de France

El italiano cruzó vestido de amarillo la meta de la última etapa en los Campos Elíseos de París.

Vincenzo Nibali logró hoy el primer Tour de France para Italia desde la victoria de Marco Pantani en 1998, al cruzar vestido de amarillo la meta final en los Campos Elíseos de París.

La victoria parcial en la prestigiosa última etapa en la capital francesa fue para el alemán Marcel Kittel, que subrayó su estatus de mejor sprinter del momento y firmó su cuarto triunfo en la carrera.

Cuando Kittel derrotó en la recta final al noruego Alexander Kristoff y al lituano Ramunas Navardauskas tras 137,5 kilómetros de etapa, Nibali hacía tiempo que había celebrado ya sobre la bicicleta su primera fiesta por el título.

Con una ventaja de 7:52 minutos sobre el francés Jean-Christophe Peraud y de 8:24 sobre el también local Thibaut Pinot, el italiano logró la diferencia más grande en la clasificación general desde la victoria del alemán Jan Ullrich hace 17 años.

"Esta victoria es algo especial para mí", dijo Nibali, que tras 3.660,5 kilómetros y 21 etapas de esfuerzo, se convirtió en el séptimo italiano en ganar el Tour.

El italiano se impuso además de una forma en la que pocos lo hicieron en el pasado reciente. El ciclista de 29 años dominó en todos los terrenos y fue el gran patrón del pelotón, beneficiado también por los tempranos abandonos de sus mayores rivales.

La pelea con el ganador de 2013, el británico Chris Froome, y el bicampeón español Alberto Contador no se dio debido a las caídas de éstos, que se vieron obligados a bajarse de la bicicleta por lesión.

No obstante, Nibali reivindicó el mérito de su victoria y advirtió de que incluso antes del abandono de Contador tenía ya una importante ventaja.

El italiano puso su sello al Tour, pero el país anfitrión también disfrutó con sus ciclistas al ver a dos de los suyos en el podio por primera vez desde hacía 30 años.

Pinot se llevó también con su tercera plaza el maillot blanco al mejor joven de la carrera.

El jersey al mejor escalador fue para otro hombre destacado de la nueva generación, el polaco Rafal Majka, que en un principio debía haber sido únicamente el "aguador" de Contador.

El ciclista más regular fue el eslovaco Peter Sagan, que pese a que no logró ninguna victoria de etapa, se vistió de verde en el podio de París gracias a las 11 veces que llegó entre los diez primeros. 

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 11:35
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 11:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"