Deportes

Barcelona se mueve para acortar la sanción a Suárez

La flamante incorporación catalana aún no puede ser presentada ni entrenarse con sus compañeros. Intentan adelantar su regreso.

El pase de Luis Suárez a Barcelona fue, sin dudas, uno de los más resonantes del mercado europeo. Sin embargo, y pese a lo que manda el marketing futbolero, el delantero uruguayo no fue presentado, no existen fotografías oficiales con su nueva camiseta, no puede entrenarse junto con sus compañeros y muchos menos está habilitado para jugar. Claro, todo tiene un motivo: la suspensión de cuatro meses que le aplicó la FIFA por el morder al defensor italiano Chiellini durante un partido.

Cuando se anunció la pena para el jugador, que debió irse de la concentración de Uruguay antes del trascendental cruce de octavos de final ante Colombia, el organismo fiscalizador del fútbol fue claro: "No podrá realizar ninguna actividad relacionada con el fútbol durante ese tiempo". No jugar, no entrenar, no participar de ningún evento público. Aunque después puso un reparo: "Salvo una transferencia, que es una negociación de equipo a equipo". Finalmente, la única excepción se puso en funcionamiento: Barcelona lo compró por 81 millones de euros.

Pese a saber que no iba a poder contar con el jugador hasta el 26 de octubre, los dirigentes catalanes no descansan y trabajan sin descanso para poder acortar la sanción. El primer intento, que fue presentar una apelación en conjunto con la Federación Uruguaya de Fútbol (FUF), fue rechazada por la FIFA.

Por eso, y como último recurso, los blaugranas presentaron el caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Según publica la agencia EFE, el organismo podría aplicar una medida cautelar mientras define el tema para que Suárez pueda entrenarse con el equipo. La Web Goal asegura que existe la posibilidad de reducir la pena. "Ahora que el caso ya llegó al TAS es muy probable que se le reduzca la sanción, el castigo sólo se aplicaría con la Selección y no con el Barcelona", dijo la fuente consultada por este sitio deportivo.

De no haber cambios en la sanción, el delantero uruguayo podría volver a jugar el domingo 26 de octubre, justo el fin de semana que Barcelona y Real Madrid disputarán el clásico de la Liga de España. Pero aparece otro inconveniente: estos partidos suelen disputarse los sábados, por lo que Suárez podría quedar al margen.

La novela Suárez promete más malabares. Quizás, el peso de Barcelona termine inclinando la balanza.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 17:50
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 17:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"