Deportes

Mayer: "Yo no era el favorito, pero di todo para ganar"

El argentino habló tras conseguir el primer título de su carrera al vencer al español David Ferrer en la final de Hamburgo.

  El argentino Leonardo Mayer, quien hoy conquistó el primer título de su carrera al vencer al español David Ferrer por 6-7 (3-7), 6-1 y 7-6 (7-4), en la final del torneo Abierto de tenis de Hamburgo, aseguró que no puede creer el hecho de haber consegudo el título "ante él, uno de los mejores".  

"No puedo creerlo. Pude conseguirlo ante Ferrer, que es uno de los mejores jugadores en esta superficie", indicó Mayer tras superar a Ferrer sobre el polvo de ladrillo alemán.  El correntino añadió que "al principio del partido estaba muy tenso. Pero me relajé y empecé a jugar mucho mejor. Él también cometió algunos errores que me devolvieron al partido. Intenté disfrutar y por eso es por que gané, creo". 

 "Yo no era el gran favorito, pero di toda mi solidez, mi fuerza y mi energía porque quería ganar", comentó el `Yacaré` Mayer, número 46 del ranking mundial, con 27 años, y quien necesitó dos horas y 20 minutos para vencer al número siete del mundo y máximo favorito a quedarse con el título en la ciudad del norte de Alemania. 

 La de hoy era la segunda final que jugaba el argentino tras perder en febrero pasado el partido decisivo de Viña del Mar, Chile, frente al italiano Fabio Fognini.  Mayer, quien había perdido el único enfrentamiento anterior con Ferrer, se convirtió en el tenista con ranking más bajo en ganar un torneo de categoría ATP 500 tras el checo Radek Stepanek, quien levantara el título de Washington en 2011 ocupando el puesto 54.  

  "Yo no era el gran favorito, pero di toda mi solidez, mi fuerza y mi energía porque quería ganar", comentó el `Yacaré` Mayer, número 46 del ranking mundial, con 27 años, y quien necesitó dos horas y 20 minutos para vencer al número siete del mundo y máximo favorito a quedarse con el título en la ciudad del norte de Alemania.  

David Ferrer le había ganado a `Leo` Mayer en el 2012, en césped y y en los octavos de final de Hertogenbosch, por 6-3 y 6-1.  El argentino embolsó 272.300 euros (368.301 dólares), gracias a su victoria sobre un Ferrer, un verdadero guerrero del circuito, quien acumula más dudas y menos títulos que los últimos años.  "Él jugó mejor. Creo que yo jugué un poco nervioso en momentos importantes y él fue más agresivo", puntualizó el español, quien acumula 21 triunfos y 23 caídas en finales ATP, según consignó DPA.  

Ferrer, cuyo único título de 2014 lo ganó en febrero en Buenos Aires, terminó visiblemente enojado con su juego y sumó otra decepción en una temporada, hasta el momento, mucha más irregular de las que acostumbra a protagonizar. 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 04:35
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 04:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"