Deportes

Las esperanzas de Argentina para Rusia 2018

Con Sabella o sin Sabella, en la selección se debería impulsar un proyecto serio y consistente para llegar en buena posición al Mundial de Rusia.

Con Sabella o sin Sabella, se revela evidente que la AFA debería impulsar un proyecto serio y consistente como para que la Selección llegue en buena posición al Mundial de Rusia, pero tampoco sería sensato que el faro orientador se redujera a una competencia tan lejana en el tiempo.

La singular importancia de un Mundial supone un sobreentendido que inhibe de abundar, nadie será tan necio como para poner en duda la redondez de la Tierra, pero así y todo puede y debe ser interpelada la creencia de que fuera de un Mundial cualquier cosa se vuelve irrelevante o digna de ser despreciada.

A la Selección Argentina le demandó 24 años recuperar un lugar en la élite y honrar esa suerte de refundación demandará dar la talla partido a partido y competencia a competencia.

Amén del subcampeonato obtenido en Brasil, se saltó al segundo lugar en el ranking de la FIFA y se consolidó el cuarto lugar en la tabla histórica de los Mundiales, detrás de Brasil, Alemania e Italia y por delante de España, Inglaterra, Francia, Holanda y Uruguay.

Y todo eso sin contar que hace más de dos décadas que no gana la Copa América, el trofeo más preciado a escala continental y uno de los que más lustre ha sabido darle a la camiseta albiceleste.

Pues ahí tenemos un desafío que excede a los partidos amistosos previstos para lo que resta del año, incluyendo el que afrontará contra Alemania en Dusseldorf: en 2015 se jugará en Chile la XLIV versión de la Copa América.

Bien puede ser esa Copa América un fin en sí mismo y al tiempo un medio para configurar y testear una Selección necesariamente renovada.

Recién desde esa plataforma de competencia oficial rigurosa podrán esbozarse con más detalle los nombres propios y los modos del equipo que más adelante saltará a las arenas de las Eliminatorias para el Mundial 2018.

Un Mundial, el de Rusia, desde ya llamado a rubricar un brusco cambio de personal.

Por una mera cuestión biológica puede deducirse que habrá ausencias muy notorias, por caso las de Steve Gerrard, Andrea Pirlo, Xavi Hernández, Philipp Lahn, Diego Forlán, por qué no Iker

Casillas, y habrá que ver en cuál estado de forma y en cuál dimensión llegarán unos cuantos cracks que habrán pasado con holgura la barrera de los 30 años: en ese rango estarán Wayne Rooney, Arjen Robben, Robbie Van Persie, Cristiano Ronaldo y Andrés Iniesta, entre otros.

Y, desde luego, la Selección Argentina no será la excepción.

Es impensable que en Rusia estén Martín Demichelis, Ezequiel Lavezzi, Rodrigo Palacio, Fernando Gago, acaso no imposible pero sí improbable Pablo Zabaleta y Javier Mascherano, y quedará por verse qué tendrán para ofrecer los ex `Cuatro Fantásticos`.

El `Pipita` Higuaín, Angel Di María y el `Kun` Agüero llegarían con 30 años y Lionel Messi cumpliría los 31 en pleno Mundial. Como se ve, los cuatro muy jóvenes para la cédula, pero también los cuatro dueños de trayectorias extensas y exigentes, los cuatro de adolescencia fugaz y madurez apresurada.

El Mundial de Rusia es hoy en una abstracción seductora pero una abstracción al fin, certeza que no supone autorizar distracciones, voluntarismos y volantazos temerarios: lo que cabe es asumir la responsabilidad de honrar la fecundidad de un Mundial que entre otras cosas permitió una vigorosa reconciliación emocional entre la Selección y los hinchas argentinos.

Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 05:28
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 05:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve