La final se jugará sin lluvia ni calor excesivo

Con nubosidad variable y temperaturas entre los 16 y 24 grados, se espera que se desarrolle el partido entre Argentina y Alemania en Río.

  La final entre Alemania y Argentina en el Mundial de fútbol de Brasil 2014 se jugará sin lluvias ni calor excesivo, aseguró hoy un instituto especializado en meteorología.

"La posibilidad de lluvia es virtualmente nula", señaló el Cptec-Inpe, centro de previsión del tiempo dependiente del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales.

Para el momento de la final, que se jugará a partir de las cuatro de la tarde (19:00 GMT), se espera nubosidad amplia con períodos de sol y temperaturas entre 16 y 24 grados. La humedad relativa debería ser inferior al 68 por ciento registrado hoy.

Ni Alemania ni Argentina se entrenaron ayer sobre el césped del estadio Maracaná, que recibió abundantes lluvias en los últimos tres días. Ambos equipos debieron practicar en el estadio Sao Januario, del Vasco da Gama. 

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 22:37
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 22:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"