Río de Janeiro se blinda para la final del Mundial

La policía brasileña colocará el día del partido 11.540 efectivos en el Maracaná y en toda la ciudad para evitar incidentes.

Según informa Canchallena.com, tras una reunión del ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo; el jefe de la Secretaría Extraordinaria de Seguridad para Grandes Eventos, Augusto Passos Rodrigues; el secretario de Seguridad de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame; representantes de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), de la Policía Federal, de las Fuerzas Armadas y de la FIFA, se prevé el despliegue de unos 26.000 efectivos, casi el doble de los que se han utilizado en partidos anteriores en Río.

"Mantendremos el patrón de excelencia de seguridad pública que hemos tenido desde el inicio de la Copa", resaltó el ministro Cardozo.

Las fuerzas armadas, que ya tienen apostadas en lugares estratégicos de la ciudad 7000 militares (3100 del ejército; 3000 de la marina; 900 de la fuerza aérea), sumarían otros 1000 hombres, mientras que la Fuerza Nacional enviaría 450 efectivos adicionales. Los agentes de seguridad privada de la FIFA, los stewards, que actúan dentro de las arenas mundialistas, también recibirían refuerzos.

Es que además de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, acudirán al Maracaná la canciller y el presidente de Alemania, Angela Merkel y Joachim Gauck; así como el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y los jefes de Estado y de gobierno de Finlandia, Hungría, Sudáfrica, la República Democrática del Congo, Gabón, Congo-Brazzaville, Trinidad y Tobago, y Haití. Todavía estaban pendientes de confirmación algunos otros líderes.

Junto a estos dignatarios extranjeros estarán el presidente y el secretario general de la FIFA, Joseph Blatter y Jerome Valcke, así como la supermodelo brasileña Gisele Bündchen, quien será la encargada de ingresar la Copa del Mundo al estadio, acompañada por el ex jugador español Carles Puyol. Antes del partido, en tanto, durante la ceremonia de clausura, se presentarán la cantante colombiana Shakira, el guitarrista mexicano Carlos Santana, el rapero haitiano Wyclef Jean, y los músicos brasileños Ivete Sangalo, Alexandre Pires y Carlinhos Brown, con la tradicional escola de samba Académicos do Grande Rio.

Sin embargo, la mayor preocupación de las autoridades cariocas estará afuera del legendaria estadio. Es que se estima que entre hoy y el domingo unos 100.000 hinchas argentinos, la mayoría sin entradas para el partido, invadirán Río de Janeiro.

 Como muchos vinieron por tierra, en auto, buses y casas rodantes que utilizan para dormir, la Alcaldía ya había habilitado para estacionarlos el Terreirão do Samba, una plaza cercana al Sambódromo donde se realizan conciertos durante el Carnaval. Pero como el sitio ya había alcanzado ayer su capacidad de vehículos, la Alcaldía decidió también abrir a los albicelestes la gran Plaza de la Apoteosis, cabecera del Sambódromo, coronada por un gran arco diseñador por Oscar Niemeyer. 

Opiniones (1)
17 de julio de 2018 | 05:04
2
ERROR
17 de julio de 2018 | 05:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Están hasta los huevos brasucasssss...!!! Jamás se imaginaron organizarle una fiesta así a los HERMANOS ja ja ja!!! Gracias...
    1