Un Brasil sin Neymar busca la final ante Alemania

El local enfrenta a los teutones sin poder contar con su máxima figura. El desafío para Scolari en Belo Horizonte es reemplazar al delantero.



Brasil enfrentará mañana su misión más difícil en lo que va del Mundial de 2014: lograr el pase a la final ante la poderosa selección de Alemania sin la presencia de su máxima estrella, Neymar.

La exclusión del delantero del Barcelona del Mundial por la fractura en la tercera vértebra lumbar que sufrió en el partido de cuartos con Colombia supuso un duro golpe para el equipo de Luiz Felipe Scolari.

Superar el sentimiento de "orfandad" generado por la baja de Neymar es uno de los principales desafíos de Scolari en Belo Horizonte, donde afronta además la tarea de ajustar el equipo para actuar sin su jugador de referencia y buscar una estrategia para frenar el poderío ofensivo de Alemania.

"Echaremos mucho de menos a la competitividad de Neymar, a su forma de jugar, a su alegría, pero tenemos a un grupo fuerte y buscaremos el objetivo inicial de este grupo, que es pasar a la final", dijo hoy el técnico, en la rueda de prensa previa al partido.

Scolari se negó a revelar el sistema de juego y la alineación titular que utilizará para intentar repetir mañana el éxito que logró en el Mundial de Corea/Japón 2002, cuando Brasil se alzó con el "pentacampeonato" tras derrotar por 2-0 a Alemania en la final, pero anticipó que planea "algo distinto para hacerle daño a Alemania".

"Respetaremos a Alemania, pero trataremos de imponer nuestro estilo de juego y hacernos respetar", dijo el técnico, quien también tendrá que prescindir en la semifinal del capitán del equipo, el zaguero Thiago Silva, suspendido por acumulación de amarillas.

Pese al misterio, varios indicios apuntan a que el defensa Dante, del Bayern de Múnich, será el substituto de Thiago Silva, y que Willian, el versátil mediocampista del Chelsea, ocupará el puesto de Neymar.

La ausencia de la principal estrella de los anfitriones no llegó a generar entusiasmo en las filas de Alemania, cuyo entrenador, Joachim Löw, advirtió que "Brasil sin Neymar es mucho más difícil que con Neymar".

"Cuando un jugador tan importante falta los otros tienen la obligación de ofrecer más y asumir más responsabilidad. Por eso creo que Brasil sigue teniendo el rol de favorito en su casa", dijo hoy el entrenador.

Además, Löw envió un mensaje claro al árbitro mexicano Marco Rodríguez, para que frene las "faltas brutales": "He visto partidos donde se han superado los límites de lo tolerable", advirtió, al aludir a las 54 faltas practicadas en el choque entre Brasil y Colombia, de las cuales 31 fueron del equipo anfitrión.

"Espero que el árbitro mañana contenga esas acciones más allá del límite que vimos en ese partido", enfatizó.

El historial de los duelos entre Brasil y Alemania es claramente favorable a los sudamericanos, que ganaron 12 de los 21 encuentros jugados con los germanos -en su mayoría amistosos- y sólo sufrieron cuatro derrotas.

Sin embargo, el último amistoso entre los dos paequipos, jugado en Stuttgart en agosto de 2011, terminó con la victoria por 3-2 de los alemanes, que jugaron con un equipo muy parecido al que busca el título en Brasil 2014.

Por esta razón, los jugadores brasileños no se hacen ilusiones y advierten que los triunfos del pasado no reflejan el poderío de la Alemania de hoy.

"Es un equipo muy fuerte y compacto. Su mejor arma es la capacidad de hacer frente a cualquier situación durante un partido, incluso cuando están bajo presión", dijo a dpa Dante.

Al igual que Scolari, Löw se negó hoy a revelar la alineación y el sistema.

El técnico alemán mostró su flexibilidad y agudeza táctica en cuartos de final ante Francia, cuando remodeló su equipo devolviendo a Philipp Lahm del mediocampo a la defensa e introduciendo a Miroslav Klose como delantero centro.

Alemania recuperó así una configuración más cercana a lo mostrado en Sudáfrica 2010 y el plan funcionó.

Sin embargo, nada garantiza que vaya a repetir la estrategia ante un Brasil con hombres muy potentes en ataque, por lo que el pequeño Lahm podría volver a la medular y dejar su puesto a Jerome Boateng.

Juegue quien juegue, el equipo germano es garantía de competitividad. En los últimos cuatro Mundiales, Alemania llegó al menos a semifinales. Además, desde que el técnico accedió al cargo en 2006, sus hombres jugaron también la final de la Eurocopa 2008 y las semis de 2012.

Falta, eso sí, el gran título que consagre a la actual generación de futbolistas alemanes, que en Rusia 2018 estarán ya en muchos casos por encima de la treintena.

El partido se jugará a partir de las 17:00 hora local (20:00 GMT) en el estadio Mineirao.

Las posibles alineaciones:

BRASIL: Julio César - Maicon (o Dani Alves), Dante, David Luiz, Marcelo - Luiz Gustavo, Paulinho - Willian, Oscar, Hulk - Fred

ALEMANIA: Neuer - Lahm, Boateng, Hummels, Höwedes - Khedira, Schweinsteiger, Kroos - Müller, Özil, Klose 

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 18:47
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 18:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"