Los argentinos, más cautelosos ante la reventa

Para evitar un fiasco como en los cuartos, donde pagaron 1.000 dólares en lugar de 300 por el apuro, los hinchas esperan hasta último momento.






Simpatizantes argentinos decidieron aguardar para comprar entradas en la reventa para el duelo de semifinales ante Holanda del próximo miércoles en San Pablo, ya que se pide un valor muy elevado y el sábado pasado en Brasilia, a último momento, se consiguieron mucho más baratas.

"Otra vez no me pasa. Por la locura de querer entrar sí o sí, pagué un día antes de cuartos 1.000 dólares por una entrada.

Después cuando llegué a las afueras del estadio para el partido las remataban a 300. Me quería morir", aseveró Christian, uno de los tantos argentinos que reside en el Sambódromo de San Pablo.

"Muchos de los que estuvimos en Brasilia (Argentina venció a Bélgica 1-0) ya dijimos que acá vamos a esperar para comprar. Están pidiendo 2.500 dólares, están locos. Si consigo a un valor normal compro, sino me iré a un bar o al Fan Fest", añadió a Télam el joven, de 23 años, sentado en la puerta de su auto.

El principal punto de reventa en jornadas previas a los cotejos en San Pablo es en las afueras del Gimnasio do Ibirapuera, donde se encuentra el Centro de Gestión de Entradas de la FIFA (se

entregan las compradas por internet), mientras que el día de los partidos es en la estación de `Metró` ubicada a unos 500 metros del estadio.

No obstante, también en los principales hoteles de la ciudad y sus alrededores se consiguen las localidades en los `lobbys`, aunque en esos casos son por `delivery` por lo que resultan más

caras que lo que se consigue habitualmente en la reventa.

En los partidos de primera fase, el valor estuvo entre los 600 y 800 dólares, después subieron a entre 1.000 y 1.200 para octavos y cuartos de final, siempre teniendo en cuenta que se pagaron o mucho menos o mucho más dependiendo los casos. Sin embargo, para semifinales no bajan por ahora de 2.000 dólares.

Argentina enfrentará a Holanda el miércoles, desde las 17, en el estadio Arena Corinthians de San Pablo por las semifinales del Mundial, instancia a la que no arribaba desde Italia 1990.

La ilusión de muchos `albicelestes` es que llegada la hora del partido, no haya mayor interés por las localidades en la reventa y los precios bajen y se tornen accesibles para poder vivir in situ un partido histórico del seleccionado de Lionel Messi y compañía. 

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 15:06
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 15:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"