Costa Rica estalló de alegría en las calles

San José, capital del país centroamericano, se convirtió en un verdadero manicomio tras vencer a Grecia y meterse en cuartos.

Costa Rica se convirtió hoy en un verdadero manicomio luego de que su selección de fútbol se clasificara a cuartos de final en el Mundial de Brasil al eliminar a Grecia en la tanda de penales tras un partido de infarto.

Apenas el defensor Michael Umaña anotó el quinto lanzamiento, una marea humana se apoderó del centro de la capital, San José, y de otras ciudades y pueblos costarricenses, para celebrar a más no poder la hazaña de los jugadores "ticos", convertidos ya desde antes en la gran revelación de Brasil 2014.

Millares de hinchas se arremolinaron en la Plaza de la Democracia y en la Fuente de la Hispanidad, en el centro de la capital, para vitorear al seleccionado.

"Costa Rica está ya entre los mejores del mundo", gritó a voz en cuello un grupo de jóvenes, mientras agitaban banderas en una esquina de San José.

Y es que los costarricenses no han dejado de festejar las actuaciones de su equipo en Brasil, al pasar invictos a octavos de final tras enfrentarse en el "grupo de la muerte" a tres campeones del mundo, Uruguay, Italia e Inglaterra.

Una hora después de concluido el partido en Recife, el país se estremecía con un ambiente cargado de bocinazos y desfiles de autos por doquier.

El presidente de la nación, Luis Guillermo Solís, estalló en júbilo una vez concluida la serie de penales.

El partido, que parecía de infarto para los centroamericanos, especialmente tras la expulsión de Oscar Duarte, fue seguido en televisión por la hinchada en reuniones familiares, bares y restaurantes.

Opiniones (1)
17 de agosto de 2018 | 10:29
2
ERROR
17 de agosto de 2018 | 10:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es cierto. Por una casualidad laboral estoy en Costa Rica y hay jarana nacional. En estos momentos estoy de transa con una diosa costarriquense y me cuenta que tiene varias amigas. Dejen todo lo que están haciendo y haganse rápidamente un viajecito para acá. Les hago el aguante un rato y si no llegan me voy de fiesta con todas. No digan que no les avisé
    1