Deportes

Por qué Chile cree que este sábado sí podrá con Brasil

Chile nunca le ha ganado a Brasil en Mundiales. No pudo vencer a la canarinha ni en 1998 ni en 2010. Y en 1962 los brasileños vencieron 4-2 a los chilenos en semifinales. Por qué ahora podría ser distinto

Este viernes, siete de cada diez mendocinos que votaron en la encuesta de MDZ mostraron su preferencia hacia la selección que conduce el santafecino Sampaoli respecto del cuadro de “Felipao”. Según un análisis de BBC Mundo, esta vez hay razones para cambiar esta historia a favor de los trasandinos. ¿Pero puede Chile ganarle esta vez a Brasil y cambiar la historia?

En Chile, que prácticamente se ha paralizado en los juegos previos de la Roja, el partido de este fin de semana se espera con una mezcla de esperanza y cautela. En Brasil, en cambio, los seleccionados de Chile muestran ímpetu y confianza: "Estamos en el Mundial para hacer historia", afirmó el jugador chileno del Barcelona, Alexis Sánchez.

Chile ya le ha ganado a selecciones brasileñas y, en dos ocasiones, las goleó: en la Copa América de 1987, se impuso 4-0 en la definición del grupo B en un partido disputado en Córdoba (Argentina). Y en 2002, en las eliminatoris para el Mundial Corea del Sur-Japón 2002, Chile se impuso por 3-0 en el Estadio Nacional de Santiago. Son casos puntuales, claro, pero prueban que los brasileños no son imbatibles para los chilenos.

Pero en octavos de Sudáfrica 2010 ganó Brasil 3-0.

También está el tema de la hinchada. La incondicionalidad de la chilena se ha hecho oír con fuerza en este Mundial 2014.

 

Chile cantó el himno como quien sale a invadir, no como quien sale a jugar", dijo Jorge Valdano, al diario español El País

Lo hizo en el Maracaná, en la previa al partido con España, que, tal como el de Brasil, parecía titánico para los sudamericanos. La imagen de los chilenos cantando el himno a capela y con la mano en el corazón impactó.

"La novedad de este año es que la selección compite de igual a igual: eso no lo habíamos experimentado como sociedad ni como hinchas. Tenemos pretensiones ciertas, porque tenemos jugadores de prestancia, con una mentalidad que desafía a cualquiera: yo que he vivido nueve mundiales, nunca antes había experimentado eso", dice el sociólogo Rodrigo Figueroa, director del Núcleo de Estudios Deportivos en la Universidad de Chile.

Este sábado Brasil jugará de local y la marea roja no llegará en números tan masivos a Belo Horizonte como a los partidos anteriores por falta de entradas.

El equipo chileno cuenta también con Alexis Sánchez, "el niño maravilla".

"Me parece que el símbolo de esta nueva mentalidad en la selección es Alexis Sánchez: un jugador centrado, que de haber estado lavando autos en el norte del país pasa a jugar en uno de los equipos más importantes del mundo y mantiene una motivación intrínsceca. Él se sigue divirtiendo en la cancha, y eso me parece importante”, afirma el sicólogo deportivo Rodrigo Cauas.

A Vidal y Sánchez se suman el capitán y arquero de Chile, Claudio Bravo -que acaba de ser fichado por el Barcelona-, el "Pitbull" Gary Medel, del Cardiff, y Eduardo Vargas del Valencia de España, entre otros de la Roja que juegan en el extranjero.

Chile se llena de esperanzas al recordar que estos seleccionados se miden semana a semana en el fútbol europeo. Saben de rivales difíciles y se enfrentan a ellos sin complejos.

"Quienes ven a Chile desde fuera entienden que esta es la oportunidad histórica de ganarle a Brasil. Entienden que Chile como equipo es la mayor fuerza colectiva que se ha visto en el Mundial y como fuerza colectiva, es hoy una de las mejores expresiones de América Latina", opina.

Chile tuvo talentos deportivos que descollaron en el pasado reciente, como Iván Zamorano y Marcelo Salas, pero nunca tuvo tantos jugando al mismo tiempo en una misma selección.

"Este grupo de jugadores tiene una mentalidad distinta", dice Cauas. "Ya tienen un Mundial a cuestas inmediatamente anterior, eso es inédito". Sin embargo, tras la derrota de Chile 2-0 frente a Holanda, la crítica deportiva se dividió.

Los comentarios más cautos apuntan que al ser agresivos y salir a presionar desde el primer minuto, la selección de Sampaoli descuida flancos defensivos y genera espacios que el rival aprovecha cuando está advertido de ese esquema. Pero independiente de los dibujos tácticos y del peso de la historia y la localía del rival, tanto el técnico como este grupo de jugadores están ansiosos de gloria y reconocimiento.

El técnico naranja, Louis Van Gaal, señaló que habían ganado por ser "más astutos", en una clara referencia al "estilo suicida" del que hablaba también el español Vicente Del Bosque.

Enric González, periodista español

Los resultados de La Roja en la primera ronda del Mundial que organizó en 1962 -la Copa del Mundo en que mejor le ha ido, donde logró el tercer lugar- fueron exactamente iguales a los que consiguió este año: 3-1, 2-0, 0-2.

Y en el cuarto partido los chilenos se impusieron 2-1. ¿Un buen augurio? No todos quieren agarrarse de esos antecedentes, ni de los que no favorecen a la Roja.

"Hoy, la única historia que vale es la de las últimas dos semanas: lo que han hecho Chile y Brasil en este Mundial", dice el sicólogo deportivo Cauas. "La única historia que tienen que salir a romper es la de cada uno de ellos".

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 09:03
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 09:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"