Sampaoli pide "valentía" a Chile

El DT del equipo trasandino reclamó a los jugadores que dejen todo en la cancha en el choque de mañana ante Brasil.

El seleccionador de fútbol de Chile, Jorge Sampaoli, pidió hoy "valentía y rebeldía" a sus jugadores para el duelo que jugarán mañana ante Brasil en los octavos de final del Mundial 2014, al tiempo que dejó en el aire la presencia de Gary Medel, uno de sus puntales en defensa.

"Chile ha crecido en mentalidad para hacer un partido sin temores. Nosotros no podemos pasar desapercibidos. Brasil sólo tiene que sostener la historia, Chile la tiene que buscar", señaló el argentino en la víspera del choque en Belo Horizonte.

El técnico se imagina el partido de mañana en el estadio Mineirao como "más de espacios que de tenencia de la pelota".

"Éste es un Brasil diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Por las características de sus futbolistas, juegan con transiciones muy rápidas, con pases directos de los defensores centrales a los delanteros. Tendremos que tener cuidado con la pérdida de balones", analizó el entrenador, quien remarcó que su equipo trabajó de manera muy intensa en estos días para que Brasil no les sorprenda.

Sampaoli subrayó que "la rebeldía y la valentía" serán fundamentales. "Vamos a tener un estadio en contra", dijo sobre la localía de Brasil.

El entrenador de Chile recordó: "Brasil ha ganado cinco campeonatos del mundo. Ganarle no es fácil para nadie, y menos en su casa, con toda su gente, con la obligación que tiene, con la capacidad de su entrenador y sus jugadores".

Aun así, quiso mostrarse optimista: "Vamos a tratar de enfrentar con convicción la dificultad que significa esta sumatoria de cosas. Respetamos a Brasil, pero intentaremos superarlo con nuestro esquema".

El técnico habló sobre la estrategia que utilizarán para "neutralizar" a Neymar, el "jugador diferente" que tiene Brasil, y que además está realizando "un gran Mundial": "El sistema será estar muy cerca suyo cuando tenga la pelota y tener muy presente cada movimiento, pero sin hacerle una marca personal".

Sampaoli dejó en el aire la presencia de Gary Medel, el hombre llamado a parar a Neymar.

"Tuvo una distensión muscular ayer, y vamos a ver cómo evoluciona, pero si el partido fuera hoy no jugaría", anunció el entrenador argentino.

Sin embargo, abrió una ventana a la esperanza: "Como (Arturo) Vidal, él tiene un plus y sus tiempos de recuperación son menores que los de un jugador normal. Es un emblema, por lo que vamos a esperar para probarlo el último minuto para ver si puede estar".

En relación al citado Vidal, el otro gran "líder espiritual" del plantel chileno, que lleva todo el Mundial con problemas en la rodilla operada el 7 de mayo, Sampaoliratificó que "está en condiciones de jugar".

"Arturo jugó a un 30-35 por ciento de su capacidad la final de la Europa League con la Juventus, y hoy no está ni cerca del 100 por ciento", hizo cuentas Sampaoli, que elogió "los esfuerzos de recuperación que viene haciendo".

"Pero más allá de los porcentajes queremos contar con él. Al final, cuando uno pone todo en la balanza siempre quiere que un jugador como él esté en la cancha", aseveró el técnico.

Al contrario de lo manifestado por algunos de sus jugadores durante la semana, Sampaoli no se mostró interesado en hablar del árbitro del partido: "Me preocupan mucho más los jugadores y el entrenador de Brasil".

Y aunque en algún momento de su encuentro con la prensa salió a relucir su condición de argentino -"si me remonto a la infancia o la adolescencia mi clásico siempre fue Brasil"-, recalcó su actual vinculación "con el sentir del pueblo chileno". "Ellos tienen la ilusión de que les pueda dar una posibilidad que llevan esperando desde hace mucho tiempo", aseguró.

Por fin, Sampaoli aseguró "haber incluso soñado" la imagen que le gustaría ver al final del partido de mañana: "La de un grupo de jugadores que ha dejado todo y que han expuesto sus habilidades para sobreponerse a todas las circunstancias".

Más allá del resultado, el técnico de la Roja dijo imaginar algo parecido a lo que Chile vivió en marzo durante un amistoso jugado en Alemania: "Ver a la hinchada contraria aplaudiendo lo hecho por los jugadores de esta selección, más allá del resultado".

Opiniones (0)
19 de febrero de 2018 | 23:53
1
ERROR
19 de febrero de 2018 | 23:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"