Perlita

Un mendocino, una suiza, amor, suerte y Mundial

Se conocieron en Mendoza, se enamoraron, viven en Basilea, compraron entradas y el fútbol los cruzó en octavos de final.

Gustavo Aguilar, es mendocino, tiene 28 años y vive en Suiza hace casi dos. La razón para que Gustavo viva en ese lugar es Sabina Küng, una suiza de 30 años. Hace ya tiempo se conocieron en Mendoza, cuando él trabajaba en un hostel del centro y ella llegó como turista.

En nuestra provincia nació la historia que unió sus vidas. Con la pareja ya consolidada, Gustavo decidió mudarse a Suiza, para instalarse en Basseland, una pequeña población de Basilea.

Al día de hoy ambos trabajan en una empresa de metal mecánica de precisión, él es el encargado general de refrigeración, mientras que ella se desempeña en la administración general de la firma.

Hasta este punto la historia no parece ser distinta a muchas otras, pero ahí el fútbol hizo su magia. Con la intención de ver a la Argentina, la pareja compró hace más de dos meses entradas para el partido de octavos de final entre el primero del Grupo F y el segundo del E.

Tras probar incansablemente con la página de la FIFA, parecía que no iban a conseguir tickets para ese partido que soñaban pero una página brasileña les dio el gusto.

El cálculo del partido lo hicieron pensando en que Argentina ganaría, pero la ilusión de que ambos pudieran ver a sus selecciones los acompañó en cada partido de la fase de grupos y el fútbol les dio el gusto. Ahora les toca emprender el viaje a Sudamérica, pensando en que quizás Sabina sea la única suiza que celebró que a su equipo le toque enfrentarse con Messi y compañía.
Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 21:13
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 21:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"