Argentina va con dudas en defensa a octavos

Si bien el equipo logró terminar primero en el grupo, con puntaje perfecto y una mejora en el juego colectivo, la selección dirigida por Alejandro Sabella mantiene algunos problemas en la línea de fondo.

La selección argentina de fútbol se instaló hoy en los octavos de final del Mundial de Brasil 2014 con puntaje perfecto, un Lionel Messi ascendente y persistentes problemas en la defensa.

Messi fue fundamental para que Argentina ganara el Grupo F con el 3-2 a Nigeria en Porto Alegre, y entra a octavos de final con mayor confianza pese a que continúan las dudas sobre la defensa.

"La selección mostró un nivel superior a lo que venía mostrando y era lo que veníamos buscando", destacó Messi, autor de un doblete a los 2 y a los 46 minutos, mientras que Marcos Rojo anotó el tercer gol a los 50'. Ahmed Musa descontó para Nigeria a los 4' y 47'.

Messi alertó sin embargo que el conjunto dirigido por Alejandro Sabella debe mejorar de cara a las instancias decisivas. El próximo rival argentino es Suiza en Sao Paulo. Los helvéticos batieron a Honduras hoy por 3-0 en Manaos.

"Todavía no llegamos al nivel que podemos demostrar. A partir de ahora no te podés equivocar, tenemos que estar bien. Tendremos que tener más cuidado porque el que pierde se va a casa", advirtió el delantero del Barcelona, que alcanzó hoy a Neymar como goleador del Mundial, con cuatro tantos cada uno.

Sabella se mostró confiado de cara a los próximos desafíos al afirmar que "en líneas generales el equipo mejoró, tuvo bastante control de la pelota y pudo dañar al rival".

"Creo que vamos tomando ritmo de juego y vamos mejorando a nivel de estructura de equipo. Se ataca desde la defensa y se defiende desde la ofensiva. Hoy hicimos un mejor partido", resumió.

Sabella reconoció sin embargo el desequilibrio defensivo de la selección. "Somos un equipo ofensivo, y a veces tenemos problemas. A pesar de ello, creo que la defensa está haciendo un buen trabajo, aunque tenemos que solidificar eso".

El mediocampista Javier Mascherano sin embargo minimizó los errores en defensa del seleccionado argentino y valoró la efectividad de Nigeria en ataque.

"El resultado engaña un poco, el equipo no sufrió demasiado. Hay una cuota alta de efectividad de ellos, principalmente en esas dos jugadas de gol. No creo que los goles recibidos sean por errores colectivos", estimó.

En la evaluación general de Sabella, Argentina logró en Porto Alegre "un primer objetivo", que era terminar arriba en el Grupo F y con puntaje perfecto.

Pudo cuidar un poco a Messi, con su salida "concertada" a los 62', y probar cómo jugaba el equipo sin su máxima estrella. "Faltaban 30 minutos y estábamos ganando. Era el momento para ensayar variantes que podríamos necesitar en próximos partidos", explicó.

El entrenador quedó sin embargo preocupado por la lesión de Sergio Agüero. Ahora tendrá que esperar los resultados de los exámenes y la evolución de lo que se estima fue un leve desgarro en el isquiotibial izquierdo, pero Sabella reconoció que paralelamente buscará alternativas.

"Tenemos delanteros que juegan igual que Agüero y tenemos otros con un estilo distinto, como (Ezequiel) Lavezzi que hoy entró y se manejó muy bien por las puntas y además nos ayudó a cubrir espacios".

"Siempre hay que apuntar a mejorar", concluyó el técnico albiceleste.

* Por Cecilia Caminos (Agencia DPA)

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 09:34
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 09:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"