El Mundial, la pesadilla de Cristiano Ronaldo

El mejor jugador según la FIFA la última temporada, acostumbrado a los éxitos, debe lidiar con una discreta participación de Portugal en Brasil.

Seguir por televisión el último golazo de Lionel Messi y, al día siguiente, errarle un par de veces al arco por varios metros: los dos días de Cristiano Ronaldo en Manaos fueron toda una pesadilla para un hombre acostumbrado a triunfar y ser halagado.

En el final de la calurosa noche amazónica, el rostro del delantero del Real Madrid reflejaba toda la tensión y el enojo acumulados en el amargo 2-2 ante Estados Unidos, un resultado en cierta forma cruel, porque prolonga la agonía de una selección prácticamente eliminada.

Ahora espera Ghana el jueves en Brasilia, pero un empate entre los estadounidenses y Alemania en Recife clasificaría a ambas selecciones. Portugal, con sólo un punto, necesita ganar por una amplia diferencia y que Estados Unidos pierda.

"Matemáticamente es posible, pero de hecho es casi imposible, aunque en el fútbol todo pueda suceder", sintetizó Cristiano Ronaldo, el último en abandonar el vestuario portugués tras ser sometido al control antidoping.

Ni las circunstancias, ni su lenguaje corporal recordaban al Cristiano de los éxitos, al Balón de Oro 2013, al máximo goleador de Ligas europeas en la última temporada, honor que comparte con el uruguayo Luis Suárez.

Mucho menos, claro está, a aquel Cristiano Ronaldo que se quitó la camiseta y trabó la musculatura para las cámaras tras marcar de penal el intrascendente gol de cierre del 4-1 ante el Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones en Lisboa.

No, lo único que refulgía en el rostro del delantero era su diamante en el lóbulo de la oreja derecha. El resto era un gesto de evidente molestia por la falta de jerarquía de una selección que cuenta con el que es, según la FIFA, el mejor jugador del mundo.

"No éramos favoritos, nunca lo fuimos", dijo el hombre del Real Madrid, que recordó el accidentado camino por el que Portugal -un país que disputó apenas seis de los 20 Mundiales que se jugaron desde 1930- llegó a Brasil 2014.

"Fuimos a un 'play-off' nuevamente, con Suecia. No hay que esperar que seamos campeones del mundo, sería algo ficticio en mi opinión, porque jugamos un buen fútbol pero los otros equipos tienen mejor equipo que nosotros".

El pase para el gol de Varela en el instante final fue un magro consuelo para Cristiano Ronaldo, una sombra en Brasil del jugador altivo y poderoso que recorre los estadios europeos.

No es en realidad una sorpresa su desempeño en Brasil. Después de una extenuante temporada, en la que quizá forzó su físico más allá de lo recomendable, Cristiano se incorporó a su selección con un diagnóstico médico preocupante: lesión en el muslo y tendinitis rotuliana en la rodilla.

Las alarmas saltaron en la concentración portuguesa, en la que el delantero estuvo más tiempo en el gimnasio que en el campo de entrenamiento. Al final, esas alarmas tenían razón de ser: Cristiano no era Cristiano.

El fracaso en público hace sufrir a Cristiano quizás más que a otros jugadores, no en vano es conocido como uno de los futbolistas más trabajadores, un obsesivo del entrenamiento y la puesta a punto física.

Joao Pereira, su compañero en la selección, admitió a dpa que el más famoso de los portugueses necesita anotar un gol antes de irse del Mundial.

"Lo necesita, le hace falta. Es muy importante para él hacer otra vez un gol para coger la confianza y ayudar a nuestra selección".

Dejar Brasil sin goles no sería exactamente una ayuda en su intento de buscar un tercer Balón de Oro e impedir el quinto de Messi, el hombre con el que mantiene una rivalidad que en cada choque entre el Real Madrid y el Barcelona beneficia en definitiva a los hinchas.

Si tanto invierto, ¿por qué no recaudo?, podría preguntarse Cristiano Ronaldo en Brasil, un Mundial que, a los 29 años, bien podía ser "su" Mundial.

Le queda un hálito de esperanza, pero la Copa del Mundo parece terminada para el Cristiano que brilló a base de goles en Europa. La próxima, en Rusia, lo encontrará con 33 años.

Opiniones (0)
19 de febrero de 2018 | 04:46
1
ERROR
19 de febrero de 2018 | 04:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"