El Mineirao se transformó en celeste y blanco

Entre mates, cervezas y cánticos, los hinchas argentinos coparon el Estadio Mineirao y lo tiñeron de celeste y blando esperando el choque frente a Irán.

Los hinchas argentinos colmaron el Mineirao para el encuentro con Irán por la segunda fecha del Grupo F del Mundial Brasil 2014.

Las fanáticos aprovecharon la agradable mañana en la capital del estado de Minas Gerais, con una temperatura de 22 grados, y se concentraron desde temprano en el barrio del estadio Governador Magalhaes Pintos, caracterizado por un verde profuso.

Mientras muchos brasileños realizaban actividades aeróbicas al borde de la laguna, los argentinos colorearon sus márgenes de celeste y blanco a la espera del juego con el seleccionado asiático.

Eso sí, esta vez, hay un celoso operativo policial. Un impenetrable vallado, con su primera contención a 500 metros del perímetro de la cancha, impidió que los simpatizantes sin entradas pudieran acercarse a los accesos.

En la avenida Otalicio Negrao de Lima, frente a la laguna y a ocho cuadras del Mineirao aproximadamente, se montó un bar móvil argentino -auspiciado por una marca de cerveza-, donde los hinchas sin boletos buscaban cerrar un buen negocio en la reventa.

Cerca de 30 mil argentinos arribaron desde el pasado miércoles a Belo Horizonte, sede del segundo partido y lugar donde el seleccionado de Alejandro Sabella montó su concentración para la competencia.

 

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 08:43
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"