Del Bosque: "Si soy yo quien estorbo, me iré"

El DT de España habló sobre su futuro al frente del plantel tras la durisima eliminación de la Copa del Mundo.

El entrenador de la selección española de fútbol, Vicente del Bosque, aseguró hoy que dejará para después del Mundial la decisión de si seguir o no al frente del equipo, pero aclaró que se irá si estorba o es incómodo.

"Intentaré ser absolutamente correcto con la Federación (Española de Fútbol), quiero que las cosas funcionen bien. Si soy yo quien estorbo y soy incómodo, me iré", dijo durante una rueda de prensa en Curitiba dos días después de que España fuera eliminada de Brasil 2014 tras apenas dos partidos.

   "En septiembre comenzamos la preparación para la Eurocopa y lo único que quiero es que nuestro fútbol, nuestra Federación, siga funcionando perfectamente", añadió.

"Estamos en plena competición todavía y no es el momento para hablar de mi futuro. Haremos lo que creamos que es mejor para la Federación y nuestro equipo", dijo.

Y añadió: "Soy un hombre de fútbol, no un principiante. Tomaremos la decisión que debamos desde los intereses federativos y la selección en un futuro".

A pesar de la insistencia de la prensa por saber más cosas sobre su decisión al frente del banquillo, Del Bosque no ofreció precisiones: "No sé lo que puede pasar. No quiero ser un estorbo, quiero que todos estén a gusto conmigo. Priorizaremos qué es lo mejor para nuestro fútbol".

Del Bosque pareció cansado durante su rueda de prensa, con unas ojeras que sugerían noches de insomnio y reflexiones.

Sobre las críticas recibidas, insistió en admitir cualquier comentario futbolístico, pero no personal.

"Todas las (críticas) que han tenido que ver con el fútbol no me han parecido exageradas. Todas las críticas desde la parte deportiva tienen su parte de razón. Luego hay otras en las que subyace algo que no tiene que ver con el fútbol, sino con las personas. Hay esos que llamo 'cerriles' (tozudos), que es imposible convencerlos", comentó.

Uno de los asuntos más polémicos en las últimas horas tuvo que ver con unas declaraciones del volante Xabi Alonso, quien aseguró que a su selección le faltó "hambre".

"Cuando no encontramos disculpas en el aspecto futbolístico, buscamos otras cosas. Hemos perdido porque hemos sido peores que nuestros rivales y ya está. Lo sustancial tiene que ver con el fútbol y hemos perdido porque hemos sido inferiores, no hay más. La realidad es que no hemos estado en el nivel de juego que hemos tenido últimamente", declaró Del Bosque.

El seleccionador español insistió en que para explicar el fracaso español no hay otro argumento que el futbolístico y confesó su "sorpresa" por el resultado en el Mundial.

"Si me dicen que va a pasar esto antes del inicio del campeonato, por cómo habíamos entrenado, era impensable. Hemos empezado bien y hemos entrado en una depresión a partir del segundo tiempo ante Holanda. No hemos sido nosotros, desde luego. Ha sido un golpetazo que no esperas. Así me encuentro. La realidad es esa", concretó.

Su resumen futbolístico de lo ocurrido en las derrotas ante Holanda (5-1) y Chile (2-0) fue el siguiente: "Hemos tenido menos control de la situación que otras veces. Sufrimos mucho el primer día con los balones cruzados a la espalda de la defensa. El primer tiempo (ante Holanda) había sido bueno, pero fuimos más débiles defensivamente. En el segundo partido fuimos tímidos y tampoco tuvimos esa pizca de suerte".

Del Bosque se atribuyó parte de la culpa de lo ocurrido en Brasil. "Hemos fallado todos, no hemos estado a la altura de lo que ha sido el recorrido en otros campeonatos", resumió

También reconoció que la selección española decepcionó: "Desde el primero al último, el rendimiento estuvo muy por debajo de lo normal".

Además, Del Bosque descartó la idea de una "revolución" para reconducir el futuro del equipo. "No creo que haya muchos jugadores que se tengan por qué ir. No hay tantos jugadores mayores. Casi todos están jugando en sus clubes. Dependerá del rendimiento. Si viene gente de abajo será por méritos, no por edad", explicó.

Finalmente, recalcó el buen ambiente del vestuario, pese al dolor de los resultados. "En estos días todos teníamos pocas ganas de hablar, pero eso no significa que haya habido un distanciamiento. No ha funcionado mal el vestuario. Ahora creo que está bien y con las mismas buenas relaciones que han existido siempre".

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 12:50
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 12:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"