Un Suárez brillante le dio vida a Uruguay

El delantero del Liverpool marcó los dos goles para que la Celeste derrote 2 a 1 a Inglaterra, dando un paso clave hacia los octavos de final. Por su parte, los ingleses están prácticamente eliminados de la Copa del Mundo. Italia y Costa Rica cierran la segunda fecha del Grupo D mañana.

En un imprevisto regreso al espíritu del "Maracanazo" de 1950, Uruguay venció hoy por 2-1 a Inglaterra en Sao Paulo con goles de Luis Suárez y dejó al equipo europeo al borde de la eliminación del Mundial de Brasil 2014.

Suárez, justamente el goleador de la última Premier League, anotó los dos tantos de la primera victoria uruguaya en el torneo y la primera de Uruguay sobre un equipo europeo en Mundiales desde México 70.

El delantero del Liverpool puso en ventaja a Uruguay en el minuto 38 con un estupendo cabezazo tras un preciso pase de Edinson Cavani. Wayne Rooney empató transitoriamente en el '75 pero otra vez Suárez, a falta de seis minutos, señaló el 2-1.

Suárez terminó el partido en andas de sus compañeros, en medio de los festejos por un resultado que ya está en la historia del fútbol uruguayo. El goleador no había jugado la fecha inicial del Mundial por una lesión sufrida en la última fecha de la liga inglesa, el 11 de mayo.

Inglaterra, que ya había perdido ante Italia, podrá quedar eliminada mañana después del partido que cerrará la segunda fecha del llamado "grupo de la muerte" entre Italia y Costa Rica en Recife.

Inglaterra, que no es eliminada en primera fase desde el Mundial 58, cerrará el Grupo D el martes ante Costa Rica, sorpresivo vencedor de Uruguay en la primera rueda. Los uruguayos enfrentarán a Italia en Natal.

Ya desde el comienzo, el partido se jugó con una tensión propia de un choque a eliminación directa en segunda fase. La vibrante atmósfera del estadio, lleno con 62.575 personas, le agregó más dramatismo a un juego en el que los dos equipos tenían que ganar.

Uruguay comenzó con los nervios de una selección que venía de perder inesperadamente contra Costa Rica y que presentaba cinco cambios. La buena noticia para los uruguayos era el regreso de Suárez, aunque en simultáneo tenían que convivir con la ausencia del capitán Diego Lugano, ausente por lesión, y reemplazado por un joven de 19 años, José Giménez.

La "Celeste" consiguió emparejar hasta la media hora y tuvo una aproximación de serio riesgo con un disparo cruzado de Cristian Rodríguez que Joe Hart vio pasar por encima del travesaño. Fue un lapso del primer tiempo en el que Uruguay le peleó la pelota en mitad de la cancha a Inglaterra a través del buen trabajo del mediocampo.

Entonces comenzó lo mejor de los ingleses, una superioridad que fiel a los caprichos del fútbol, desembocó en el gol uruguayo.

Los cuatro jugadores ofensivos de Inglaterra -Danny Welbeck, Raheem Sterling, Daniel Sturridge y el propio Rooney- eran abastecidos a toda hora por los desbordes de los laterales Glen Johnson y Leighton Baines. Uruguay, en posición defensiva, estaba desbordado.

Rooney continuó por unos minutos más su maldición en los Mundiales -hasta hoy no había convertido ningún gol- cuando un cabezazo del delantero del Manchester United se estrelló en la unión entre el palo y el travesaño.

Sin embargo en ese momento llegó el primer gol de Suárez. Con Inglaterra adelantada, la "Celeste" aplicó el plan que más le gusta, el del contraataque, y en el minuto 38 se puso en ventaja.

Nicolás Lodeiro jugó para Edinson Cavani y el delantero del Paris Saint Germain hizo la pausa para esperar que Suárez llegara al área. El pase fue perfecto y la definición del goleador del Liverpool, todavía mejor: dejó sin reacción a Hart y señaló el inesperado 1-0.

Impulsado por la ventaja, Uruguay comenzó el segundo tiempo con un par de situaciones para aumentar su diferencia. Suárez intentó hacer un gol olímpico -ya lo había probado en el primer tiempo- y casi lo consigue, pero Hart respondió muy atento. Y casi enseguida, Cavani quedó enfrente del portero del Manchester City pero definió desviado.

Inglaterra, al borde de la eliminación, ganó en desesperación y tuvo una situación muy clara que Muslera le ganó, otra vez, a Rooney.

Los minutos pasaban y Uruguay resistía cada vez con más gente hasta que en el minuto 75 llegó el empate. La estadística dirá con razón que el 1-1 fue conseguido por Rooney, quien por fin cortó su maldición en Mundiales con un remate en el área chica, pero el gran mérito le corresponde al desborde previo de Johnson.

El empate no le servía a Uruguay. El equipo sudamericano quedaba con solo un punto en dos partidos y debía vencer a Italia en la última fecha y esperar otros resultados.

Sin embargo, Suárez apareció con el oportunismo de los grandes y, tras otra asistencia de Cavani, en el minuto 86 superó a Hart con un violento remate con su pierna derecha.

Ya no faltaba nada para el final de una jornada histórica en el estadio Itaquerao que terminó con los hinchas uruguayos cantando "volveremos a ser campeones como la primera vez", en referencia al Mundial del 30.

Opiniones (1)
22 de julio de 2018 | 12:21
2
ERROR
22 de julio de 2018 | 12:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. CAVANI Y SUAREZ ESOS DOS LE HACEN FALTA A LA ARGENTINA, DEJAN EL ALMA Y LA VIDA POR SU CAMISETA
    1