Suárez y Gerrard ponen en suspenso su amistad

Será durante 90 minutos cuando se enfrenten Uruguay e Inglaterra en un partido definitorio por la clasificación a segunda ronda.

Luis Suárez y Steven Gerrard son amigos e intercambian mensajes de texto todo el tiempo, pero el jueves en Sao Paulo no habrá cortesías mutuas durante 90 minutos.

En el Uruguay-Inglaterra por la segunda fecha del Grupo D, una final anticipada en el Mundial, el afecto que une a los mejores socios del Liverpool tendrá una tregua: ambos se juegan su continuidad en Brasil 2014.

Para Suárez, que debutará en el Mundial tras haberse perdido el primer partido de Uruguay -el sábado ante Costa Rica- por la operación en la rodilla izquierda a la que se sometió el 21 de mayo, será un partido especial.

Media selección inglesa -cinco de los futbolistas que jugaron en el debut contra Italia- son sus habituales compañeros en el Liverpool, el club en el que el delantero uruguayo anotó los 31 tantos que lo convirtieron en el máximo goleador de la Premier League y ganador de la Bota de Oro junto al portugués Cristiano Ronaldo.

"Conozco a todos los jugadores de la selección inglesa, a mis compañeros del Liverpool y a los rivales de los otros clubes de la Premier League. Ellos tienen debilidades defensivas que tenemos que explotar", dijo Suárez con una sonrisa en Sete Lagoas, el campamento uruguayo ubicado a 70 kilómetros de Belo Horizonte.

Además de Gerrard, Suárez tendrá un partido íntimo contra sus compañeros Glen Johnson, Daniel Sturridge, Jordan Henderson y Raheem Sterling, en el caso que el entrenador Rody Hodgson repita ante Uruguay la formación que presentó en el debut frente a Italia.

"Sí, tengo contacto todo el tiempo con ellos, pero en estos días no nos mandamos mensajes. Ya habrá tiempo", contó Suárez.

De todos ellos, su amigo y confidente es el capitán inglés y del Liverpool. Gerrard fue clave para que Suárez revertiera su mal comienzo en la Premier League y protagonizara una extraordinaria temporada en el último torneo. Con los goles del uruguayo, el Liverpool estuvo a punto de ser campeón después de 24 años.

La admiración es tal que Gerrard, en declaraciones que el diario inglés "Daily Mail" publicó el mes pasado, calificó a Suaréz como el mejor futbolista que tuvo a su lado en el Liverpool.

"Tuve el privilegio de haber jugado con muchos grandes jugadores durante los años que llevo en el Liverpool pero ninguno se acerca a Luis. No sólo es el mejor, sino que es el mejor por bastante diferencia", dijo Gerrard, que debutó en el Liverpool en 1998.

Uruguay e Inglaterra no sólo comparten el "Grupo de la Muerte", sino que ambos equipos comenzaron con derrotas, por lo que el partido del jueves puede marcar la eliminación de alguno de los amigos.

Gerrard fue decisivo para que Suárez no dejara el Liverpool en momentos en que el uruguayo cargaba con dos incidentes muy pesados.

A fines de 2011, el uruguayo fue sancionado con ocho fechas por insultos racistas al francés Patrice Evra, defensor del Manchester United, y en abril de 2013 recibió diez partidos de sanción por morder al serbio Branislav Ivanovic en un partido ante Chelsea.

"Estaba increíblemente abatido el pasado verano (boreal). Sabía que se había fallado a sí mismo y al club, pero sobre todo sentía que había defraudado a su familia", contó Gerrard.

"Como capitán del equipo, hablamos algunas veces y traté de ayudarlo en todo lo posible. Por momentos creí que Luis quería cambiar de club", recordó el capitán inglés.

Suárez decidió finalmente quedarse, cambió su actitud, nunca más fue expulsado y su última temporada fue espectacular. Desde 1987, con Ian Rush, ningún futbolista de su club había pasado la barrera de los 30 goles.

Suárez convenció hasta a sus antiguos críticos y fue elegido el mejor futbolista de la última Premier League gracias al voto de los jugadores de todos los equipos. Incluso Evra, a pesar de su disputa anterior, eligió a Suárez.

Otro de los "rivales íntimos" que Suárez tendrá que enfrentar el jueves en Sao Paulo, Sturridge, coincidió en que en estos días prefiere no chatear con su compañero de ataque en el Liverpool.

"En este momento no me estoy escribiendo con Luis, y no creo que Henderson, Johnson, Sterling y Gerrard lo hagan. No creo que él nos quiera decir cómo se siente", dijo el autor del gol de Inglaterra ante Italia.

Para agregarle morbo el enfrentamiento del jueves, el técnico inglés Roy Hodgson aseguró que Suárez todavía tiene que demostrar su clase mundial.

"Puedes ser un gran jugador en tu liga, pero para ser un jugador de talla mundial, tienes que brillar en la Copa del Mundo. Para ponerlo en un pedestal junto a (Diego) Maradona, Pelé o (Johan) Cruyff, primero tiene que demostrar su clase mundial", dijo Hodgson.

Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 16:15
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 16:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"