Así pasaron los argentinos la noche del debut mundialista

Varios hinchas que llegaron sólo por el partido durmieron en la playa de Copacabana, donde la fiesta duró hasta la madrugada.

Los ronquidos retumban por las cuatro paredes del Copacabana Suites, un apart hotel ubicado a pocas cuadras de la playa más popular de esta ciudad. Sobre el sillón que reposa justo delante de la recepción, un matrimonio argentino duerme profundamente. Otra dupla albiceleste, amigos ellos, observa la escena entre risas.

La jornada fue larga del debut triunfal argentino en el Mundial Brasil 2014 fue larga para todos y, tras los festejos, los hinchas de nuestro seleccionado descansaron donde pudieron: sobre la arena, a orillas del mar, fue el lugar predilecto. Además, durante el partido se registraron incidentes y algunos argentino pasaron la noche en la comisaría.

Franco, que el próximo sábado, cuando la Argentina juegue su segundo partido de la Copa ante Nigeria, en Belo Horizonte, cumplirá 24 años, es uno de los argentinos que pasó la noche junto al mar. El dinero que ahorró vendiendo aviones de tergopol en la costa argentina, y que sufrió una gran depresión con el alquiler de una casa en la ciudad donde concentra el seleccionado, apenas le alcanza para el día a día. Así, desde su llegada a la ciudad maravillosa, duerme junto a sus cinco amigos en la playa. "Acá la policía no te dice nada, podés quedarte todo el tiempo que quieras. Lo único es que tenés que desarmar la carpa a las seis de la mañana. Ayer preferimos no levantarla para poder dormir un poco más", le cuenta el joven, que no tiene entradas para ningún partido y que vio el debut en el Fan Fest, a canchallena.com.

"Dormir un poco más" era necesario. Es que los festejos argentinos, con bombos, banderas y cantitos, duró hasta las "dos o tres de la mañana". El número de gente no llegó a ser la del banderazo, aunque la policía de Río de Janeiro siguió con atención la manifestación. Franco, que suele ir a comer a los restaurantes populares, donde paga sólo dos reales por un plato de comida, confiesa: "Estuvo bueno, había mucha gente mirando el partido acá. Lástima que no te dejan entrar nada estos (por los organizadores del Fan Fest)".

Como él, fueron cientos de argentinos los que durmieron en la playa de Copacabana. En diálogo con la cadena Globo , Ezequiel Castellano, un argentino de 27 años, explicó el porqué: "Es muy agradable dormir acá, en la playa. La vista es increíble". Aunque, luego, admitió: "No gastamos plata, lo cual es bueno, pero Igualmente hay que estar con un ojo abierto cuando dormimos".

Los restaurantes cariocas, que suelen cerrar tempranos, funcionaron hasta altas hora de la madrugada, donde varios grupos de argentinos celebraron la victoria de la Argentina. Pero la alegría no fue sólo nuestra, un grupo de austríacos y mexicanos que estuvieron en la Maracaná también se mostraron felices por presenciar el golazo de Messi: "Ay, ay, ay, canta y no llores.", fue el hit que entonaron entre caipirinha y caipirinha.

Pero la noche argentina en la ciudad maravillosa fue tenebrosa para otros. Es que una veintena de hinchas argentinos saltaron una valla e intentaron colarse en el estadio para ver el partido. Al ser advertidos, nueve de ellos fueron detenidos. Además, otros seis sufrieron la misma suerte por peleas entre hinchas. De todas formas, 11 fueron liberados durante la madrugada y los cuatro restantes, durante esta mañana.

Fuente: Canchallena

Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 06:22
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 06:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"