Robben frena la euforia y pide aprender "la lección"

Una de las estrellas en la goleada de Holanda a España por 5-1, en el debut de Brasil 2014, esquivó la euforia y pidió prudencia a su equipo.

Arjen Robben fue una de las estrellas en la goleada a España por 5-1 que metió a Holanda en el grupo de candidatas al título en el Mundial de fútbol de Brasil, pero el delantero esquivó hoy la euforia y pidió prudencia a su equipo.

"Este partido quedará en la memoria por mucho tiempo. Pero si el 5-1 es histórico o no dependerá de cómo vaya el resto del torneo", señaló a periodistas holandeses en el hotel de la selección en Río de Janeiro. "Queremos mucho más".

 El astro del Bayern Múnich recordó otros grandes torneos en los que Holanda comenzó deslumbrando y luego tropezó en el camino al título, como la Eurocopa de 2008 en Austria y Suiza.

"Entonces ganamos 3-0 a la campeona del mundo Italia y luego 4-1 a Francia, pero después perdimos con Rusia", apuntó el delantero de 30 años, autor de dos goles en el debut ante España. "Eso tiene que ser una lección para nosotros".

Robben reconoció que la sorprendente goleada a España, la más abultada sufrida por un defensor del título en un Mundial, hizo que el equipo de Louis van Gaal pasara súbitamente a ser considerado un candidato a la final del 13 de julio.

"El mundo entero vio el partido. La admiración por los 'oranje' volvió a avanzar un trecho", dijo Robben. Holanda intentará confirmar esa buena imagen el miércoles frente a Australia y en el último partido del Grupo B el 23 de junio con Chile.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 05:27
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 05:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"