Llega un debut "defensivo" de Argentina

El entrenador del Seleccionado, que llegó esta noche a Río de Janeiro, resignaría poder ofensivo para armar su esquema predilecto. Con los laterales sueltos para atacar a Bosnia en el Maracaná.

A horas del debut en el Mundial de Brasil 2014, el técnico de Argentina, Alejandro Sabella, parece decidido a resignar parte de la letal ofensiva liderada por Lionel Messi para darle mayor versatilidad y cobertura a la defensa frente a Bosnia-Herzegovina el domingo, en el estadio Maracaná.

Sabella volvió a ensayar hoy con un esquema 5-3-2, el mismo con el que en noviembre derrotó 2-0 a Bosnia en un amistoso en St. Louis, Estados Unidos.



"Es una línea de cinco defensiva mentirosa, cuando tenemos la pelota tenemos dos laterales que van ya al mediocampo, te da cobertura con tres centrales atrás, más marca, y estar más sobre el hombre con un líbero que te va a cubrir las espaldas. También te da circulación de juego en la salida, tenés tres centrales para un punta que es fuerte y es la clave", explicó más tarde el defensor Federico Fernández.

Fernández, ahora en el Napoli italiano, conoce bien a Sabella de su paso por Estudiantes de La Plata, donde juntos ganaron en 2009 la Copa Libertadores de América.

Bosnia cuenta con el peligroso delantero Edin Dzeko. "Es un jugador que físicamente es grande, con un gran juego aéreo, hay que estar cerca y tener cuidado con los posibles centros que pueda tirar desde los costados", alertó el zaguero.

Sabella sabe que posee variantes y probó varias en los entrenamientos en el complejo Cidade do Galo, el búnker argentino ubicado a 25 kilómetros de Belo Horizonte. Desde su once "ideal" en un 4-3-3, con el tridente ofensivo de Messi, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín o Ezequiel Lavezzi, hasta un 4-4-2 y su particular 5-3-2, al que era tan adepto en Estudiantes. "No me ato a ningún esquema", advirtió tiempo atrás.

En el último entrenamiento antes de partir por la tarde a Río de Janeiro, el entrenador formó con Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Hugo Campagnaro, Ezequiel Garay, Federico Fernández y Marcos Rojo; Maxi Rodríguez, Javier Mascherano, Ángel Di María; y Messi y Agüero.

"No hay nada definido, son alternativas que maneja el técnico, que tendrá que evaluar según el rival que tiene enfrente y evaluar lo mejor para el equipo", aclaró Fernández.

No hay nada definido, son alternativas que maneja el técnico, que tendrá que evaluar según el rival que tiene enfrente y evaluar lo mejor para el equipo

Mientras se define entre Higuaín, repuesto de un traumatismo en el tobillo, y Lavezzi para el caso de que decida armar una línea de tres atacantes, Sabella siguió su trabajo para ajustar detalles en la defensa, el punto débil más criticado de la selección argentina.

"La defensa se consolidó en los últimos tiempos, es distinta a la cuestionada", señaló Zabaleta en Cidade do Galo, el búnker argentino cercano a Belo Horizonte.

Ya lo había anticipado Javier Mascherano antes de viajar a Brasil: "Hace rato que no había una temporada tan buena, a nivel individual, de los defensores argentinos". Zabaleta y Martín Demichelis vienen de ganar la liga inglesa con el Manchester City, mientras que Garay conquistó tres títulos con el Benfica portugués.

"Si hace falta salir a cortar centros para ayudar, lo voy a hacer", aseguró por su parte el arquero Sergio Romero, cuya titularidad suele ser cuestionada por su falta de juego durante el año en el Mónaco. "El apoyo de Sabella para mí fue una tranquilidad inmensa y estoy tratando de hacer lo mejor para devolvérselo. Con ese gran respaldo que nos dio me dejó trabajar tranquilo", confesó.

Si jugamos con cuatro defensores o con tres centrales y dos laterales en línea de cinco a mí no me cambia en absolutamente nada

"Si jugamos con cuatro defensores o con tres centrales y dos laterales en línea de cinco a mí no me cambia en absolutamente nada”, subrayó "Chiquito" Romero, con sus 1,92 metros de altura.

El debut ante Bosnia, por el Grupo F, es el primero de los siete pasos que Argentina quiere dar para conseguir su tercer título mundial.

Los rivales ya se conocen desde el amistoso en St. Louis, donde Argentina se impuso con un doblete de Agüero y sin Messi, ausente por lesión.

 El capitán argentino tendrá el domingo su revancha. "Messi está feliz y es un gran síntoma para nosotros porque es cuando mejor rinde", señaló Mascherano, su compañero también en el Barcelona. "Será importante empezar bien" en el debut mundialista, sostuvo el campeón olímpico en Atenas 2004 y Pekín 2008.

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 05:40
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 05:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"