Deportes

La emotiva carta de un símbolo a Maravilla

El Loco Montenegro, referente del básquet argentino, le dedicó una cariñosa carta abierta al boxeador tras la derrota con Cotto.

Hernán Montenegro se detuvo a escribir y apoyar a Maravilla Martínez con una emotiva carta en la que destaca el esfuerzo del quilmeño por convertirse en un campeón.

El exjugador de básquet publicó el mensaje en su cuenta de Facebook, tras la dura derrota del argentino ante Miguel Cotto, en Nueva York.

A continuación, la carta completa:

"Carta Abierta al Sr. Sergio "Maravilla" Martínez:

Estimado gladiador, hombre de bien, buena gente, luchador de la vida... le escribo como argentino, para pedirle disculpas, por el maltrato que está recibiendo de nuestra querida Argentina.

Quiero aclararle que vi un par de peleas suyas nada más, y mi admiración nace más que como boxeador, como humilde ser humano...

Puedo dar fe de la historia de su vida y realmente me emociona, me enorgullece, me recuerda la historia de mis ancestros que como quien algún día, por necesidad nos colgamos el cartel de exiliados.

Mi buen amigo, usted, y nadie mejor que usted, sabe lo que ha tenido que vivir, sabe el dolor que produce dejar la tierra de uno, para buscarse una vida...

Sólo los que alguna vez lo hicimos, sabemos de lo que le estoy hablando. Sólo usted sabe del llegar a un sitio ajeno, sin que nadie lo reciba, y comenzar a remar la vida segundo a segundo. Ni siquiera minuto a minuto.

Pasar por esos días largos que nunca se acaban y uno simplemento pidiendole a la vida una oportunidad...simplemente una oportunidad. Usted la peleó, la buscó, la mereció y la encontró. Todo a base de mucho sufrimiento. De laburo, de soledad, de preguntarse, ¿estaré haciendo lo correcto?... y tantas cosas más que seguramente han pasado por su cabeza.

Usted tiene claro que para nosotros usted no existía hasta hace muy poco, ¿no?. Y sabe que, señor Sergio "Maravilla" Martínez, típico de un pueblo exitista (acéfalo justamente de éxitos), vimos en usted a alguien que no sólo nos representaba, sino que vimos a nuestro gran luchador, a nuestro gran representante, al hombre que cubriera justamente nuestros vacíos altamente emocionales, y así como lo hemos hecho con otros grandísimos deportistas, que nos dieran las alegría que nosotros como sociedad jamás hemos logrado darnos.

Siempre digo, cuando un país vive pendiente de lo que dice su Presidente y que le sucede a sus deportistas; estoy delante de un país carente de vida propia. Un país que vuelca sus expectativas en lo que hace el Primer Mandatario o sus ídolos populares... lo cual es penoso.

Usted nos demostró ser un gigante, no sólo por sus proezas, sino para que la gente lo entienda alguna vez, usted es, fue y será dueño de su destino. Ese destino que le fue esquivo en nuestro querido país, y no así fuera de él; ese detino que usted se creó y le es propio. Sientase muy orgulloso de ello y más que nada, sientase orgulloso de lo logrado. Para quien le escribe, usted no perdió señor, usted ganó.

Usted le ganó a la vida, y eso para mi como argentino, es lo que me queda y me quedará para siempre. Es lo que valoro de usted, señor Sergio "Maravilla" Martínez y que no se confunda la masa. Usted no abandonó, simplemente como todo gran ser humano, dijo basta. Basta ante alguien mejor y eso para mi lo enaltece. Habla de un ser que lo dio todo y ¿sabe qué?, usted para mi es un ejemplo de perseverancia, de actitud, de hombría de bien. Y de tantas cosas más.

Yo le pido perdón, disculpenos... somos un pueblo ignorante, que aún sigue bajando de los barcos. El mismo que usted, como yo, alguna vez nos tuvimos que tomar para vivir la pena máxima (como decian los griegos): el exilio obligado. La vida nos lleva y nos trae pero usted tiene muy claro cual es el norte.

¡Salud campeón!"
Opiniones (3)
25 de mayo de 2018 | 23:52
4
ERROR
25 de mayo de 2018 | 23:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No hace falta q lo diga este senior.... es una Canpeon Martinez....... y tiene toda la razon, vivimos en una sociedad Ignorante...... nuestra presidente esta logrando lo que se propuso.....
    3
  2. Y yo le pido disculpas al pueblo argentino por los agravios del señor Montenegro, que por una opinion de un "deporte" se siente en derecho de llamarnos ignorantes, recién bajados del barco, etc. Lamentable.
    2
  3. Gran boxeador, muy técnico. Disfruté mucho algunas de sus muy buenas peleas, pero siempre tuve claro que NO ES DE PRIMERA LÍNEA. Él siempre decía que, como campeón, quería enfrentar a los mejores y pedía a Floyd Mayweather y a Manny Pacquiao. Marketing puro porque no puede pesar lo mismo que estos boxeadores (quizás hubiera podido encontrarse con Mayweather en 70 Kg, nunca con Pacquiao que es más liviano y no puede llegar a los 70 Kg y no creo que Martínez pudiera pelear con un peso menor que ése). Pero, además del imposible físico del peso, todos los que nos gusta el boxeo tenemos claro que nunca tuvo la categoría suficiente para enfrentar a esos monstruos. Fue un muy buen campeón en esa especie de segunda línea que han inventado hace unos años (campeón latino, campeón interino, campeón de . . . qué se yo, hasta un título de campeón de diamante, le dieron a él) y con eso supo currar muy bien (dicen que ha hecho mucha guita). Listo, deportivamente no le daba para más. Solo enfrentó a dos de primer nivel (y no de los mejores) Antonio Margarito y Miguel Cotto, con uno de ellos se fue a la lona y con los dos perdió mal antes del límite (especialmente esta última). Se dio el gusto de picudear durante meses hasta conseguir la chance con otro campeón de pacotilla como era Julio César Chávez Jr. y lo venció con claridad. Sin embargo, un error de principiante le hizo visitar la lona y casi le cuesta la pelea (salir del clinch sin levantar las manos es una de las formas más seguras de comerse la contra de cross, frente a un rival de primera línea era un KO casi seguro). Contra Cotto se olvidó de su propio plan de pelea (el que él mismo había anticipado y que era el más lógico) y salió a cambiar golpes en el primer round. Ahí, de entrada no más, se vio que lo que le falta es algo que ni el entrenamiento ni el quirófano le van a devolver: SOLIDEZ (ni tampoco esos ridículos pantalones enormes que le tapaban las rodilleras van a poder disimular). Johan Cruyff dijo una vez: "El fútbol empieza en la cabeza y termina en los pies". Muy cierto, no menos cierto ha de ser que el box empieza en las piernas y termina en los puños, pasando por la cabeza y por el corazón. Si no tenés más piernas, YA NO SOS BOXEADOR. Retirate, pibe, ya la hiciste y muy bien hecha. Te agradezco, como aficionado a este rudo deporte, las excelentes exhibiciones de buen boxeo que hiciste algunas veces. Fuiste muy bueno y muy digno (nunca te faltaron huevos, tampoco contra Cotto), pero ya está. Retirate, una próxima pelea te puede costar caro, MUY CARO. El box NO ES JODA.
    1