Deportes

Pese a ser el campeón, Maravilla ganará menos que Cotto

Aunque se trata del retador, Miguél Ángel Cotto se llevará una bolsa superior a la del campeón argentino.

"El boxeo es un negocio y el poder lo tienen ellos", aseguró Lou DiBella, el histriónico promotor nacido en Brooklyn, pero con raíces bien italianas y que lleva adelante las peleas de Sergio "Maravilla" Martínez, enojado porque, pese a tener al campeón, las condiciones en la negociación las colocó Miguel Cotto.

El puertorriqueño se llevará la mayor tajada de una bolsa que ascendería a los 15 millones de dólares: "Estamos 45 por ciento y 55 por ciento", explicó en Sampson Lewkowicz, sobre el reparto del dinero.

Estamos 45 por ciento y 55 por ciento

A diferencia de lo que ocurre con Floyd Mayweather, en los entornos de Martínez y de Cotto, evitan dar detalles de la bolsa por la que pelean.

Ponen por delante el objetivo deportivo, porque el pleito por los dólares se libró meses atrás.

"De no haber sido por Martínez, esta pelea no hubiera sido posible. Aceptó demasiadas concesiones de Cotto. Como promotor, no lo hubiera hecho", aseguró Lewkowicz, cuya compañía, Sampson Boxing, está asociada a MaravillaBox, la empresa del quilmeño.

Son apenas dos de las sociedades que tiene intereses en la velada del sábado: Top Rank, del legendario Bob Arum, es el jugador principal en la pelea y está asociado a largo plazo con Miguel Cotto Promotions.

Según confiaron fuentes de la pelea a NA, el movimiento económico que genera la reunión excede los 70 millones de dólares.

"Cuando me tocó pelear con Manny Pacquiao y (Floyd) Mayweather, yo era el lado B de la ecuación. En este caso, Sergio es el lado B de la ecuación. Quien va a vender los boletos soy yo", afirmó Cotto, que peleó a casa llena en sus ocho presentaciones previas en el Garden.

En este caso, Sergio es el lado B de la ecuación. Quien va a vender los boletos soy yo

"La pelea es en la previa al Día de Puerto Rico, por lo que habrá miles de puertorriqueños en Nueva York, que agotaron las entradas. También él está hace más tiempo con el Pay Per View (pague para ver). HBO quiere prolongar el contrato con Cotto. También tiene contrato hace tiempo con Top Rank, por eso Cotto consiguió un trato increíble", aceptó DiBella.

El boricua no sólo embolsará más dinero, sino que además su apellido tiene prioridad en la marquesina de la pelea, escogió rincón en el cuadrilátero e ingresará segundo al ring, algo inusual para un retador.

"Estamos hablando de 45% a 55%. Usualmente se hace 50 y 50 o 60% para el campeón, pero acá hicimos concesiones", insistió el uruguayo Lewkowicz.

Todavía no se conocen las cifras finales que ganarán los boxeadores, porque gran parte llegará desde lo que se genere a través de la televisión.

Pague para ver: un negocio de riesgo:

HBO, con su servicio Par Per View (PPV), es el gran recaudador, ya que ofrece la pelea a un precio sugerido de 4,95 dólares, aunque algunos operadores pueden cargar hasta diez dólares si la compra es en HD.

Sólo en Estados Unidos, la cadena planea reunir un millón de suscritores el sábado.

"Son dos superestrellas, dos íconos y dos peleadores con una base de seguidores tremendamente fieles. Además, es un gran enfrentamiento que la gente quiere ver, por lo que somos optimistas que va a ser una de las peleas top en recaudación por PPV", dijo Mark Taffet, vicepresidente de HBO Sports y Pay Per View.

Parece un negocio redondo, aunque de mucho riesgo: el primer PPV del año, entre los mexicanos Saúl "Canelo" Álvarez y Alfredo Angulo, fue un fracaso comercial.

El 70% de lo recaudado va a la bolsa de los boxeadores, según especifica el ejecutivo de HBO.

"El Pay Per View es un servicio para los promotores y los boxeadores. Realmente no hacemos mucha plata con el sistema, pero les sirve a los boxeadores y promotores que trabajan regularmente con nosotros", detalló Taffet.

"Utilizamos nuestras oficinas y nuestros recursos para ayudar a recaudar la mayor cantidad de dinero posible para los boxeadores, pero nuestra meta no es tener ganancias por este sistema, es algo secundario para nosotros", agregó.

Al contrato de Martínez con HBO le quedará una pelea luego de la del sábado: "No miramos más allá. En los últimos siete años, fue igual con Sergio. Hablamos después de la pelea y veremos", dijo Lewkowicz sobre el futuro.

Para Cotto, de 33 años, ya tienen lista una renovación, dado que por cómo está configurado el negocio, el convenio con una de las cadenas líderes garantiza peleas de nivel.

HBO produce programas como 24/7, que sigue con sus cámaras una semana en cada campamento y emite dos episodios en los días previos a la pelea a través de sus canales de televisión o su servicio on-demand.

También pone al aire Face-Off, un encuentro de los dos boxeadores en un estudio.

"Estos programas penetran en audiencias jóvenes, incluso que no mirarán la pelea ahora, pero sabemos que esos fans se enganchan con esos boxeadores y a largo plazo los seguirán también en el ring", explicó Taffet.

Casi 20.000 personas en el Garden:

Otro foco grande es la recaudación en boleterías: hace tiempo se agotaron las entradas más económicas -de 50 dólares- y apenas quedan tickets para el primer nivel, que oscilan entre los 540 y 750 dólares.

Se espera que las 19.812 ubicaciones del Madison Square Garden estén ocupadas el sábado, aunque es cierto que no todas las entradas salieron a la venta, ya que hay paquetes corporativos que se entregan a los sponsors.

Los dos con mayor presencia son la cerveza mexicana Tecate - siempre vinculada a los combates de boxeo- y Sony Play Station, que auspicia por primera vez en la industria.

"Es una gran noticia la llegada de Play Station 4, porque traerá un público joven al boxeo", celebró Todd Du Beoff, uno de los directivos de Top Rank.

Tecate usará casi un 5% de los 15 millones de dólares que tiene de presupuesto para aparecer en el ring de más de 100 peleas televisadas a lo largo del año.

Al contrario de los pronósticos, el boxeo de primer nivel sigue generando millones de dólares.

"Hicimos estudios demográficos y vimos que la audiencia creció entre los jóvenes. En Estados Unidos, los jóvenes latinos y afroamericanos son tremendos fans del boxeo", se entusiasmó Taffet.

Para el argentino Martínez, de 39 años, es el retorno después de una pálida pelea en la cancha de Vélez.

Cotto, que rechazó una pelea por U$S 10 millones en marzo, buscará ser el primer puertorriqueño campeón en cuatro categorías.

Como destaca Lewkowicz, en un contexto donde los millones van y vienen, Martínez y Cotto se enfocan solamente en el deporte en la previa.

"Cuando fue a pelear en Argentina, dejó un montón de dinero sobre la mesa por no hacer una pelea en Estados Unidos. El fue a la Argentina a pelear junto a su pueblo. Hay que recordar que Martínez no es un boxeador que mira sólo lo económico, sino que busca hacer historia. Quería pelear en el Madison y lo logró", destacó Lewkowicz.

"Si el sábado veo a Cotto en la lona, entonces habremos hecho nuestro negocio", opinó DiBella.

Opiniones (0)
21 de abril de 2018 | 23:17
1
ERROR
21 de abril de 2018 | 23:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec