Deportes

San Pablo, la "ciudad-mundo" donde empìeza el Mundial

Moderna, sofisticada, cosmopolita, vanguardista. Así ha sido definida a lo largo de sus 459 años de vida la megaurbe de Sao Paulo.

Moderna, sofisticada, cosmopolita, vanguardista. Así ha sido definida a lo largo de sus 459 años de vida la megaurbe de Sao Paulo, el portal de cemento y luces por el que el Mundial de fútbol de 2014 entrará a Brasil.

Los cerca de un millón y medio de turistas que se espera visiten la metrópolis durante la gran cita mundial, que arrancará el 12 de junio en el nuevo estadio del Corinthians, el Itaquerao, con el choque inaugural entre Brasil y Croacia, se encontrarán al llegar a la ciudad a través de uno de sus dos principales aeropuertos -Guarulhos o Congonhas- con una verdadera selva de hormigón en la que casi literalmente se concentra el mundo entero.

Inmigrantes de más de 70 naciones diferentes gestaron la confluencia de costumbres, artes y religiones en la que se convirtió hoy la mayor metrópolis de Sudamérica, bajo cuya casi permanente llovizna encuentra un lugar casi cualquier grupo, colectivo, cofradía o hermandad.

El Arena Corinthians, escenario del partido inaugural.

"Esto es una enseñanza de cómo todos los pueblos pueden vivir en armonía en este país", dijo a dpa Akio Ogawa, miembro de la comunidad japonesa, en la calle principal del barrio de Liberdade.

Calificada como "capital mundial de la gastronomía", Sao Paulo tiene más de 12.000 restaurantes, 4.000 panaderías e innumerables bares, cafés, confiterías, tabernas y cervecerías.

Museos, teatros, espectáculos, exposiciones, compras, lujo: nada falta en la gigantesca ciudad brasileña, la más cantada y poetizada de Brasil y quizá también la más contaminada por un infernal tránsito de millones de vehículos.

Seis partidos mundialistas albergará su flamante Itaquerao, cuya construcción precisó una inversión estimada en unos 425,5 millones de dólares.

Con sus 69.160 lugares disponibles y 189.000 metros cuadrados de superficie construida, el Arena Corinthians hace honor a la sofisticada y moderna ciudad que lo alberga, con un diseño vanguardista, instalaciones lujosas y un particular sistema de refrigeración que mantiene la temperatura del césped entre los 23 y 25 grados.

Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 18:23
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 18:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve