Deportes

Marco Reus se lesionó y Alemania sufre

En el amistoso contra Armenia, el crack se lesionó el tobillo y corre riesgo su presencia en el Mundial.

La selección alemana de fútbol cerró hoy la fase premundialista con un 6-1 sobre la de Armenia y una gran decepción al sufrir con gran probabilidad la pérdida por lesión a uno de los jugadores claves de su ofensiva, el extremo izquierdo Marco Reus.    

 André Schürrle, en el minuto 52 y Lukas Podolski, a los 72', Benedikt Höwedes, a los '73, Miroslav Klose, a los 76' y Mario Götze, a los 82' y 89' firmaron la victoria en la última prueba ante un rival de táctica similar a la de Portugal, el primer adversario de los germanos en el Grupo G el 16 de junio.

 Con el recuperado Philipp Lahm en el mediocampo defensivo junto a Sami Khedira y con Thomas Müller como ariete en la formación inicial, Alemania fue el mejor equipo y dominó el balón, pero sin generar muchas ocasiones de peligro en la primera mitad del choque.

 Armenia, actual 38 del ránking mundial que quedó eliminada en el grupo B de la clasificación para el Mundial, se plantó en su campo a la espera del contraataque y por momentos defendió el área con casi todos sus hombres, impidiendo el avance del equipo dirigido por Joachim Löw.

El shock para los germanos llegó en el minuto 44 cuando el extremo izquierdo Marco Reus se dobló el tobillo izquierdo tras un choque con Artur Yedigaryan y fue sacado de la cancha llorando y sin poder pisar con el pie lesionado.

El jugador del Borussia Dortmund, uno de los pilares de la ofensiva germana, fue el protagonista de las dos mejores ocasiones de gol en los minutos 13 y 32. Tras el accidente fue trasladado al hospital y probablemente no pueda viajar al Mundial.

Tras la pausa, Lahm fue reemplazado por Mesut Özil y Toni Kroos, que armó buenas jugadas con pases largos, se replegó junto a Khedira.
   

Una esas jugadas se coronó con el primer gol de la velada ante 27.000 personas que colmaron el estadio del Mainz de primera división. Kroos envió una pelota larga a Podolski y éste la puso desde la banda izquierda directamente a los pies de André Schürrle, del Chelsea, que sentenció de taquito.

Dos minutos después de ingresar por Jerome Boateng, el defensa Kevin Grosskreutz, derribó en el área chica a Gevorg Gazharyan y Henrik Mkytharyan, del Dortmund, convirtió sin problemas el penal del empate.

Pero los alemanes ya estaban desatados y combinaron rápidamente hacia adelante. Podolski mostró garra y ganas y fue protagonista de casi cada una de las jugadas ofensivas. Y Özil mostró una frescura que echó en falta en el partido del domingo ante Camerún.

Podolski anotó el 2-1 y le sucedieron otros cuatro goles en menos de veinte minutos, uno de ellos a cargo del veterano Miroslav Klose, ingresado en el minuto 67, que se convirtió, con 69 tantos en el máximo goleador de la historia de Alemania.

Alemania acumuló el undécimo invicto, pero el contraste entre su desempeño entre finales del 2013 y mediados de este año es fuerte. A finales de 2013 le metieron cinco goles a Suecia en Estocolmo, empataron con Italia y le ganaron a Inglaterra.

Este año, los germanos se alzaron con una inmerecida victoria ante Chile y no salió del empate con una versión B de Polonia y el domingo con Camerún.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 19:41
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 19:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"