Deportes

Nadal vuelve a meterse entre los cuatro mejores en Paris

El español y Nº1 del mundo venció a su compatriota David Ferrer 4-6, 6-4, 6-0 y 6-1 por los cuartos de final de Roland Garros.

El español Rafael Nadal cedió hoy un set ante su compatriota David Ferrer y después lo arrolló por 4-6, 6-4, 6-0 y 6-1 para avanzar a las semifinales del Abierto de tenis de Francia, donde busca su novena corona.

Nadal, al que sólo le vale el título en París para continuar como número uno del ranking, se medirá el viernes por un lugar en la final del domingo al ganador del partido entre el británico Andy Murray y el francés Gael Monfils.

Ante Ferrer, su primer examen serio a cinco sets desde que cayera en la final de Australia en enero, Nadal dio un paso al frente después de perder su primer set del torneo y celebró su trigésimo tercera victoria consecutiva en París.

Gran favorito al título, Nadal busca ser el primer tenista de la historia en ganar cinco Roland Garros de forma consecutiva. Además, se quedaría a un trofeo de igualar los 46 que ganó el argentino Guillermo Vilas sobre arcilla.

"Tuve un poco de suerte porque en los momentos importantes cometió más errores de lo normal en él", dijo Nadal cuando el sol se ponía en el horizonte de la cancha Suzanne Lenglen, la segunda en importancia pero que no se llenó para un partido que era una reedición de la final del año pasado.

"David en arcilla o en cualquier superficie es uno de los mejores. Cada año lo hace mejor. Lo siento por él, le deseo lo mejor para la temporada", añadió el tenista que cumplió el martes 28 años después de dos horas y 34 minutos de partido.

Ferrer estuvo más cerca que nunca de batir a Nadal sobre arcilla al mejor de cinco sets. Puso en práctica su plan -"fallar muy poco, hacer las cosas muy bien, jugar agresivo y que él vea que estás dispuesto a aguantar el ritmo durante mucho tiempo"- en el primer set y parte del segundo. Porque después Nadal arrasó como un huracán.

En una jornada de mucho viento y frío, lo que obligó a las azafatas a ofrecer mantas a los aficionados vip, Ferrer logró en 49 minutos lo que no había conseguido en sus tres enfrentamientos ante Nadal en París: ganar un set.

Y lo hizo con un golpe patentado casi por Nadal, un "passing shot" desde el fondo de la pista con el rival encima de la red. Los datos del primer set daban la razón al marcador: 13 winners y ocho errores no forzados de Ferrer por los 6-15 de Nadal.

El gran favorito reaccionó a lo grande y apenas dio un respiro desde entonces a Ferrer, al que rompió al inicio de la segunda manga para llevársela por 6-4. A partir de ese momento, Ferrer dejó de ser Ferrer y Nadal fue más Nadal que nunca.

Apenas diez minutos después, Nadal volvía a la silla con 3-0 y dos breaks arriba en el tercer set. "He perdido el norte", gritó enfadado Ferrer cuando se veía 4-0 abajo. Instantes después estaba ya 5-0. Y minutos más tarde se sentaba con un aplastante 6-0 en contra.

El número cinco del mundo desconectó, su intensidad se perdió y su rival le asestó un golpe casi mortal al partido, pues obligaba a Ferrer a jugar a cinco sets, a remar un par de horas más para tener alguna posibilidad de derrotar a Nadal en Roland Garros, donde el "rey de la arcilla" acumula 64 victorias y una sóla derrota, en los octavos de 2009.

El número uno encadenó diez juegos consecutivos para sentenciar otro duelo contra Ferrer, único tenista español que sabe lo que es ganar a Nadal en un Grand Slam pero que acumula 22 derrotas y seis victorias en sus enfrentamientos directos.

Ferrer se quedó más cerca que nunca, pero se marchó hasta 50 errores no forzados, una cifra muy alta cuando delante está el número uno del mundo.

Nadal salvó con nota su primer examen serio desde que un bloqueo en la espalda le obligara a jugar mermado la final de Australia, en la que perdió ante el suizo Stanislas Wawrinka en cuatro mangas.

Desde entonces, cayó en los tres partidos que jugó ante tenistas del "top cinco": perdió con Djokovic en las finales de Miami y Roma y se despidió en los cuartos de Montecarlo ante Ferrer.

Pero el de hoy fue un partido muy diferente al que jugaron hace unas semanas en el Principado. Nadal, que no dio muestras de los problemas en la espalda que arrastraba desde el inicio de Roland Garros, no dejó de progresar en la gira sobre arcilla y llega al momento decisivo con la confianza disparada.

Opiniones (0)
19 de febrero de 2018 | 17:34
1
ERROR
19 de febrero de 2018 | 17:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve