Deportes

Mundial 2006: Pekerman y el fantasma alemán

Luego de un arranque potente y goleador, en cuartos de final apareció el local y se impuso en la tanda de penales.

Conducido por José Néstor Pekerman, quien había realizado un exitoso ciclo con tres títulos mundiales sub 20, el seleccionado argentino sufrió en 2006 una nueva aparición de su "fantasma", Alemania, que lo eliminó en la definición con tiros desde el punto del penal en cuartos de final.

Alemania, país que había sufrido la tragedia de dos guerras mundiales y la división por años de su territorio, organizó el XVIII Mundial de Fútbol (el segundo en su historia) en doce estadios que sorprendieron por su arquitectura, once de ellos ubicados en el oeste y uno sólo en el este, el antiguo territorio socialista.

Pekerman, actual técnico del seleccionado colombiano, había sido campeón mundial con los seleccionado juveniles en Qatar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001.

Tras el fracaso que representó ser eliminado el seleccionado en la primera ronda del Mundial 2002, Marcelo Bielsa decidió continuar al frente del equipo nacional y se dio el gusto de conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 (logro que le faltaba al fútbol argentino), tras lo que renunció a su cargo.

Finalmente, y luego de frustrarse una negociación del presidente de AFA, Julio Grondona, con Carlos Bianchi, Pekerman aceptó en septiembre del 2004 para asumir la riendas del equipo mayor.

Su debut como nuevo técnico de Argentina fue el 9 de octubre en Buenos Aires, en un triunfo ante Uruguay 4-2 (Luciano Figueroa 2, Luis González y Javier Zanetti) por las Eliminatorias Sudamericanas.



En ellas, Argentina igualó el primer puesto con Brasil, ambos con igual cantidad de puntos (34), pero con mejor diferencia de gol para la `verdeamarelha` (+18).

Pekerman fue el primero que creyó en la figura de Lionel Messi, que llegó al seleccionado sub 20 por recomendación de Hugo Tocall y Claudio Vivas y se clasificó campeón de la categoría en el Mundial Holanda 2005.

Su descubrimiento se produjo cuando jugaba todavía en las divisiones menores del Barcelona en un partido contra el Alcorcón, mientras José era el manager de Leganés. Quedó impresionado por Messi y de inmediato, llamó a Tocalli para indicarle una urgente convocatoria de la "Pulga".

Años más tarde, el 17 de agosto de 2005, en Budapest, Pekerman fue el responsable del debut de Messi ante Hungría con la camiseta del seleccionado mayor, aunque solo jugó unos minutos porque fue expulsado a causa de una reacción luego de que lo tomaran dos veces de la camiseta.



Messi tendría otra oportunidad muy pronto ya que el 3 de septiembre sería citado para enfrentar a Paraguay (0-1) en la fase de clasificación para el Mundial de 2006.

A la competencia Mundial se llegó en medio de un clima de optimismo por contar con figuras jóvenes como Messi, Carlos Tevez, Javier Saviola y Fabricio Coloccini.

En la primera fase Argentina le ganó 2- 1 a Costa de Marfil (Hernán Crespo y Saviola); goleó a Serbia y Montenegro 6-0 (Maximiliano Rodríguez 2; Esteban Cambiasso, Messi, Crespo y Tévez) e igualó sin goles ante Holanda.



En octavos de final, el seleccionado enfrentó a México, dirigido por el argentino Ricardo La Volpe, y en los 90 minutos igualó 1-1 (M.Rodríguez). Luego se impuso 2-1 con tanto de Crespo en el suplementario.



Así, invicto, llegó a los cuartos de final, donde se cruzó con el poderoso Alemania. Los 90 minutos terminaron 1-1 (Fabián Ayala) y la definición quedó forzada a la tanda de penales

Argentina ya no tenía en el arco a Roberto Abbondanzieri, quien salió lesionado (golpe en la cadera) a los 23 minutos del segundo tiempo tras chocar con Miroslav Klose. Leonardo Franco fue su reemplazante.

En los penales acertaron Julio Cruz y Rodríguez, mientras que marraron sus remates Ayala y Cambiasso. Los atajó Jens Lehmann, que tenía anotadas las característas de sus ejecutantes rivales en un papel.



Alemania jugó después las semifinales con Italia y perdió 2-0 en el suplementario. El otro finalista fue Francia, que en primera ronda igualó sin goles con Suiza, y Corea del Sur (1-1) para luego ganarle por 2-0 a Togo.

Tras esa difícil etapa, los "blue" vencieron claramente a España 3-1 en octavos, eliminaron a Brasil 1-0 en cuartos y también despacharon a Portugal 1-0 en semis.

En la final, Italia (que contó en su plantel con el argentino, nacionalizado, Mauro Camoranesi), tras igualar 1-1 en los 90 minutos y en tiempo suplementario, se impuso 5-3 en la definición por penales, consiguiendo así su cuarto título.

El juego decisivo tuvo un destacado arbitraje del argentino Horacio Elizondo, que expulsó al italiano Marco Materazzi y al astro francés Zinedine Zidane por agresión mutua.

Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 18:25
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 18:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve