Deportes

Brasil inició sus prácticas rodeado de protestas

Alrededor de un centenar de maestros en huelga rodearon el hotel de Río de Janeiro donde se alojaron los futbolistas convocados por Scolari.

La selección brasileña de fútbol inició hoy sus entrenamientos de cara al Mundial en medio de nuevas protestas.

Alrededor de un centenar de maestros en huelga rodearon el hotel de Río de Janeiro donde se alojaron los futbolistas convocados por el seleccionador Luiz Felipe Scolari, gritando consignas en demanda de más inversiones en educación y en protesta contra los millonarios gastos públicos para preparar el país para el Mundial.

"¡No va a haber Copa!", gritaban los manifestantes, que llegaron a abuchear a los jugadores brasileños cuando salieron del hotel en autobús rumbo a la concentración de Granja Comary, en la ciudad serrana de Teresópolis, que será el "hogar" de la "canarinha" durante el Mundial.

En una entrevista que publica hoy el diario "O Estado de Sao Paulo", Scolari aseguró que las protestas "antimundial" que sacuden Brasil desde junio del año pasado no afectan a sus pupilos.

¡No va a haber Copa!", gritaban los manifestantes, que llegaron a abuchear a los jugadores brasileños cuando salieron del hotel en autobús rumbo a la concentración de Granja Comary, en la ciudad serrana de Teresópolis, que será el "hogar" de la "canarinha" durante el Mundial.

"Los jugadores no dan pelota a esto", aseveró "Felipao", quien destacó que la selección nacional no es responsable de la precaria situación de los servicios públicos y de la infraestructura en Brasil.

"El que tiene que construir carreteras no es el futbolista, tampoco la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol), sino el gobierno. Nosotros sólo tenemos que explicar que la función de ellos (los jugadores) es jugar a la pelota", agregó.

El lateral Marcelo, del Real Madrid, fue el único de los 23 futbolistas convocados por "Felipao" Scolari ausente en la presentación de hoy. El entrenador autorizó al defensa a permanecer en España un día más, para festejar el título de la Liga de Campeones.

Los jugadores no dan pelota a esto", aseveró "Felipao", quien destacó que la selección nacional no es responsable de la precaria situación de los servicios públicos y de la infraestructura en Brasil.

El delantero Neymar, máximo ídolo de la hinchada brasileña, fue el primero en presentarse: llegó durante la madrugada al hotel vecino al aeropuerto internacional reservado para la selección nacional, para evitar contactos con la prensa y con el público.

El veterano atacante Fred, a su vez, conversó con la prensa y aseguró que ser el goleador del Mundial no es su principal objetivo: "Quiero ser campeón, no me preocupa la artillería. Mi objetivo es el título".

Los integrantes de la selección brasileña dedicarán los dos primeros días de la preparación a la realización de exámenes médicos. Recién el miércoles se realizará el primer entrenamiento en la concentración de Granja Comary, reformada por la CBF a un costo de 15 millones de reales (unos 6,75 millones de dólares).

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 21:13
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 21:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"