Deportes

Rincón gallina: ganar, gustar y golear para ser campeón

River apabulló a Quilmes y logró el título número 35 de Primera División. En los ultimos cuatro titulos el subcampeón fue siempre el mismo: Boca.

River recuperó la memoria y ganó el partido decisivo del campeonato jugando a lo River. Ganó, gustó y goleo. En ningún momento los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi pudieron incomodar a un River totalmente inspirado que jugó el mejor partido del campeonato.

En el medio de la cancha River fue ¨letal¨. La presión ejercida por los volantes ¨Millonarios¨ anuló cualquier intento de Quilmes de generar juego. El tan criticado Ariel Rojas, único jugador sin ser aplaudido en la previa del partido, jugó un partido excepcional, de esos que supo demostrar en Godoy Cruz. No sólo fue correcto en la marca y en el posicionamiento, el volante dio pases claves y hasta en varias ocasiones gambeteó y generó ¨lujitos¨.

Cristian Ledesma también jugó en un altísimo nivel. Distribuyó el juego, se hizo cargo del equipo y coronó la actuación con un terrible zapatazo de 35 metros que hizo emocionar a Ramón, Emiliano Díaz, sus compañeros y las 70000 almas riverplatenses que ya gritaban ¨dale campeón¨.

La motivación, la presión y el aliento de la gente le sentó bien a un River que hizo historia nuevamente. Para la defensa fue todo fácil y en ataque, jugadores como Manuel Lanzini, Teófilo Gutiérrez, Carlos Carbonero y Fernando Cavenaghi se animaron a gambetear, tirar paredes y tacos y sobre todo a hacer goles. En el cuarto gol, Teo se vistió de enganche, amagó para un lado, salió para el otro y asistió al 9 para que definiera en soledad.

Al 9 del equipo, Fernando Cavenaghi, se le pedía goles y los hizo en el final. A Racing en el ¨Monumental¨ le marcó dos goles, uno de ellos de taco, y anoche también marcó dos. El ¨Cavegol¨ fue ovacionado en cada partido del campeonato y terminó el certamen con 8 tantos en su cuenta personal. Semanas atrás, él mismo había declarado que era consciente de que debía marcar más goles. Anoche luego de consagrarse admitió que llevar la cinta de capitán es todo un orgullo.

Los festejos en el estadio fueron ¨mágicos¨. Las luces de todo el ¨Monumental¨ se apagaron y se podía observar las miles de flashes de las camaritas de los celulares de los fanáticos ahora campeones. Los fuegos artificiales acompañaron al colectivo descapotable mientras daba la vuelta por la pista de atletismo y varios reflectores tipo teatro iluminaban el cielo de Núñez y las tribunas del templo. El festejo fue innovador y estuvo a la altura de las circunstancias. La gente se comportó correctamente, es importantes destacar que había triple vallado y todas las tribunas estaban rodeadas por policías y seguridad privada.

Lo mejor de River: Cristian Ledesma ( 10 ). El 5 con sus 35 años demostró calidad y personalidad. Aportó toda su experiencia a la hora de marcar y presionar y distribuyó el juego sin dificultad. Con el gol marcado coronó un muy buen campeonato y deleito a sus hinchas en cada rincón del país.

Lo peor de River: En este punto no hay calificación. Anoche nada fue malo.

La nota del equipo: 10. River jugó por lejos el mejor partido del torneo. Cumplió con la máxima ¨Millonaria¨ de ganar, gustar, golear y se coronó campeón con 5 puntos de diferencia sobre los escoltas.

Perlita del cebollita: Los últimos 4 títulos conseguidos por River tienen una particularidad maravillosa. Boca fue el subcampeón en cada uno de ellos. Clausura 2003, Clausura 2004, Clausura 2008 y Final 2014.

El dato: Con la victoria de anoche, River consiguió el noveno triunfo como local. En esta condición le marcaron sólo 4 goles y fue únicamente en 2 partidos. En la derrota con Godoy Cruz por 2 a 1 y en el histórico triunfo frente a Racing por 3 a 2.

Salud Campeón

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 15:12
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 15:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"