Deportes

River volvió a festejar en el Obelisco

El "Millonario" volvió a festejar después de seis años y tras el sufrimiento que fue el primer descenso de su historia.

Este domingo 18 de mayo era esperado de una manera especial por los hinchas de River Plate, ya que necesitaban gritar íCampeón! para sacarse la espina clavada del descenso y de la sequía de títulos en Primera, que llegaba a seis años. Por esta razón, los simpatizantes riverplatenses prepararon su fiesta en el estadio Monumental y desde temprano se posaron en las calles cercanas a la cancha para esperar la apertura de las puertas.

Los fanáticos desfilaron por la avenida Udaondo y por el puente Angel Labruna, coloreando las calles de rojo y blanco, a pura ansiedad y expectativa por soltar al aire el grito atragantado. Ya dentro del mítico escenario, los hinchas colmaron las tribunas una hora antes del pitazo inicial y era tal la expectativa que los globos largos y banderitas previstos para la recepción fueron inflados e izados antes de tiempo.

Para no desentonar, el equipo dentro del campo jugó "a lo campeón" pasando por arriba al adversario, con gran contundencia y goleando 5-0, para hacer delirar a la multitud y retribuirle el apoyo incondicional.

Pero, recién a los 18 minutos del segundo con el golazo de Cristian Ledesma, el público se despachó y gritó por primera vez en la tarde-noche "Dale Campeón", para desahogarse y poder olvidar los malos momentos que fueron en común en el último tiempo para los hinchas riverplatenses.

Había algo más en la jornada, y fue el show que preparó la dirigencia para festejar este título especial. Luego de la entrega de la Copa, el plantel subió a un micro descapotable, ploteado con la leyenda "River vuelve a ser River", se apagaron las luces altas del Monumental, se encendieron luces especiales (tipos las que se usan en recitales) en el perímetro del campo y, bajo la iluminación de las pantallas de la celulares de la multitud, los fuegos artificiales hicieron el trabajo de lujo de enmarcar la celebración de todo el pueblo riverplatense, que luego continuaría en el Obelisco porteño.

Inevitablemente, los hinchas también le dedicaron el título a Boca Juniors y se prepararon distintos afiches. Los más representativos decían "Calladito la Boca" y "Yo renuevo mis vitrinas, vos no le renovás a tus ídolos", por la incertidumbre que tiene la continuidad de Juan Román Riquelme en el club xeneize.
Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 21:16
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 21:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"