Deportes

El blooper de Guardiola en el festejo de la Bundesliga

El técnico celebró el campeonato obtenido con el Bayern. Después de ser empapado por la ducha de cerveza, el trofeo se le resbaló de las manos.

El entrenador del Bayern Múnich, Josep Guardiola, recibió hoy la tradicional ducha de cerveza de manos del jugador Jerome Boateng mientras sostenía en lo alto el trofeo de campeón de la Liga Alemana.

Consciente de lo que sucedería, el español fue a celebrar el título sin la chaqueta del impecable traje con el que suele seguir los partidos desde el banquillo y aguantó estoico la ducha.

 Con la emoción y la cerveza, Guardiola no pudo evitar que se le cayera al suelo el pesado trofeo de once kilos la primera vez que lo sostenía.

El capitán del club bávaro, Philipp Lahm, fue el encargado de levantarlo 46 días después de que el equipo se proclamase el campeón más veloz de la historia de la Bundesliga tras ganar al Hertha en Berlín.

El presidente de la Liga Alemana, Reinhard Rauball, fue el responsable de entregar el preciado escudo plateado al 24 veces campeón de liga.

El Bayern cerró hoy en casa la temporada con una victoria 1-0 ante el Stuttgart.
Tras la celebración oficial en el estadio, el equipo se dirigirá hacia el centro de Múnich en un autobús abierto para celebrar desde el balcón del ayuntamiento el triunfo ante sus aficionados.

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 00:31
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 00:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"