Deportes

En medio de protestas, Dilma visitó el Arena Corinthians

La presidenta brasileña se hizo presente en el estadio de la apertura tras el recrudecimiento de los manifestaciones contra el Mundial.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, visitó hoy el estadio Arena Corinthians, sede del partido inaugural del Mundial de 2014, en medio de una ola de protestas que realizan en Sao Paulo organizaciones de defensa de los "Sin Techo" y contrarias a la cita deportiva, que comienza en 35 días.

Después de que las manifestaciones, realizadas en forma simultánea en diferentes puntos de la ciudad, culminaran con la ocupación de los edificios de las principales constructoras responsables de las obras en estadios mundialistas -Odebrecht, OAS y Andrade Gutierrez-, Rousseff se reunió con los líderes de los "Sin Techo" y se comprometió a buscar soluciones a sus demandas.

Las manifestaciones fueron convocadas por el llamado Frente de Resistencia Urbano, que integran el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), el Movimiento Popular por Vivienda (MPM, por sus siglas en portugués) y el Movimiento de Lucha Popular (MLP).

Así luce el estadio.

Antes de visitar el estadio que el próximo 12 de junio recibirá el choque inaugural del Mundial entre Brasil y Croacia, la presidenta se reunió con líderes del MTST, quienes le pidieron ser contemplados por el programa gubernamental "Mi Casa, Mi Vida".

En el encuentro quedó acordado que un equipo del Ministerio de Ciudades recibirá a una comisión de los "Sin Techo" para discutir el asunto con más profundidad. "Mi Casa, Mi Vida" es uno de los programas más importantes del gobierno de Rousseff, en el marco del cual se benefician a familias de bajos recursos posibilitándoles adquirir su propia vivienda.

Según Guilherme Boulos, uno de los líderes del MTST, Rousseff se comprometió a estudiar la situación de algunos terrenos que actualmente están siendo ocupados por integrantes del movimiento, entre ellos el ubicado a solo cuatro kilómetros del Arena Corinthians, donde acampan desde el fin de semana pasado unas 4.000 personas.

Las manifestaciones en Sao Paulo no fueron las únicas que vivió hoy el país sudamericano en las vísperas del Mundial.

En Río de Janeiro, ciudad que recibirá entre otros partidos la final del certamen el 13 de julio, una huelga de conductores y cobradores de autobuses provocó el caos en la capital fluminense.

A raíz de la paralización, que se realiza en demanda de mejoras salariales, miles de personas se vieron afectadas por la falta de transporte, unos 355 vehículos fueron dañados y al menos diez personas fueron detenidas, según informaciones preliminares.

En Belo Horizonte, donde el estadio Mineirao también recibirá partidos durante el Mundial, dos trechos de una de las principales carreteras de acceso a la ciudad, la BR-040, fueron bloqueados por manifestantes que reivindicaban mejoras en el servicio transporte público.

Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 06:39
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 06:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve