Deportes

Confirman recrudecimiento de violencia en Río

La violencia y criminalidad en la capital provincial donde se recibirá partidos durante el Mundial, aumentó significativamente en los últimos meses.

La violencia y criminalidad en el estado de Río de Janeiro, cuya capital provincial recibirá seis partidos durante el Mundial de fútbol que comienza en 40 días, aumentó significativamente en los últimos meses, según datos del Instituto de Seguridad Pública de Río divulgados hoy.

Según el portal del diario "O Estado de Sao Paulo", la escalada de violencia llevó al gobierno regional a anticipar el plan especial de seguridad previsto para el Mundial, que comenzará el 12 de junio y cuya final, el 13 de julio, será disputada en el mítico Maracaná.

Una de las medidas adoptadas a raíz del aumento de los homicidios dolosos, los delitos contra el patrimonio y los "autos de resistencia" (muerte de un sospechoso en presunto enfrentamiento con la policía) es la suspensión de los días libres de 2.000 agentes de la policía militarizada.

Los datos revelan que la violencia en el segundo estado más rico del país volvió a los índices que registró en el primer trimestre del 2008, antes de que fuera iniciado el programa de Unidades de Policía Pacificadora (UPP), destinado a expulsar a los grupos del crimen organizado de las favelas y llevar servicios públicos y urbanización.

En los tres primeros meses de este año fueron asesinadas 1.459 personas en todo el estado de Río, cifra cercana a la de 1.562 homicidios dolosos ocurridos en el mismo período de 2008. En diciembre de ese año el programa de pacificación fue inaugurado con la instalación de la primera UPP, en la favela Santa Marta.

En 2012 se registró el índice más bajo de homicidios dolosos, con 1.100 personas asesinadas en el primer trimestre.

En el caso de los "autos de resistencia", que cuantifican la violencia policial en las favelas, el índice fue de 358 muertes en esas circunstancias en el primer trimestre de 2008. En 2012, la tasa en el mismo período había caído a 111 y en 2013 a 96. Este año, en tanto, el número subió a 153.

"Hay un reacomodo del mundo del crimen, y las políticas de seguridad fueron lentas para responder", lamentó la licenciada en Ciencias Políticas Silvia Ramos, quien coordina el Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía de la Universidad Cándido Mendes.

En su opinión, el momento actual es de "crisis de la política de seguridad" implementada desde 2013.

"Llegamos a un momento óptimo en 2012 con la reducción de los homicidios. Pero eso no se sostuvo. La Política de Unidades de Policía Pacificadora no ha sido suficiente para sostener los índices de reducción de crímenes contra la vida", agregó.

La divulgación de los datos ocurre en momentos en que la escalada de violencia en la ciudad es palpable y viene sembrando creciente temor en la población.

En las últimas semanas se registraron frecuentes tiroteos entre delincuentes y policías, al tiempo que una serie de atentados contra UPPs llevaron a la ocupación por parte de tropas de la Fuerza Nacional de Seguridad, el Ejército y la Marina, del conjunto de favelas Maré, localizado en una región estratégica por quedar entre el aeropuerto internacional y el centro de la ciudad.

El alcalde de Río, Luiz Fernando Pezao, dijo el viernes que aún con el aumento de la violencia no se realizarán cambios en el programa de pacificación, en el marco del cual se han instalado 39 UPPs que atienden a cerca de un millón y medio de personas en más de 250 favelas.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 23:16
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 23:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"