Deportes

"Somos todos monos" fue una genialidad marketinera

Luego de que un inadaptado tirara una banana Neymar en un partido del Barcelona en un gesto racista su agencia de publicidad creó el eslogan que se volvió viral en las redes.

La campaña en Twitter "somos todos monos" para apoyar el gesto del defensor brasileño Dani Alves, que comió en el gramado una banana que le lanzó un hincha para protestar por el gesto racista, es fruto de la agencia de publicidad que se ocupa de Neymar, reveló el martes la prensa brasileña.

El padre de Neymar alertó a la agencia, basada en Sao Paulo, luego de que su hijo fuese víctima de insultos racistas el 12 de abril en Granada, en un partido del campeonato español.

"La idea era hacer alguna cosa liviana, incluso divertida", dijo Guga Ketzer, vicepresidente de la agencia que tiene a Neymar como cliente. "Esperamos el mejor momento para divulgarla, y fue después de lo que pasó el domingo con Daniel", añadió.

En el partido del Villarreal contra el Barça (2-3) disputado el domingo pasado, el defensa brasileño recogió una banana de la cancha, la peló y se la comió. Poco después del fin del juego, Neymar colgó un mensaje en su Twitter con la etiqueta #somostodosmacacos ("somos todos monos").

El jugador estrella de la Seleçao, de 22 años, colgó luego un segundo mensaje con una foto que lo muestra comiendo banana junto a su pequeño hijo, que sostiene un peluche con forma de banana. Fue retuiteado 4.187 veces hasta el comienzo de la tarde del martes. Neymar es la 74ª persona más seguida en Twitter en el mundo.

La etiqueta y la idea de comer banana como gesto antirracista fueron retomadas en la red social, incluso en otras lenguas, por personalidades o por desconocidos. Incluso la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, saludó el gesto de Dani Alves.

Alves insistió en que su reacción fue espontánea, pero reconoció que estaba al corriente de una campaña contra el racismo en torno a Neymar.

"Ya había sucedido contra otros compañeros del equipo, en otras ocasiones; lo hemos discutido", dijo el jugador a Radio Globo en la noche del lunes. "Habíamos hablado de una campaña que el entorno de 'Ney' quería hacer al respecto, porque ya le había sucedido. Pero mi reacción vino espontáneamente. Me tiraron una banana, cayó delante de mí, la levanté y la comí, sin pensar en las consecuencias; simplemente para combatir una acción negativa con una acción positiva".

"Cuando alguien lanza una ofensa, en general el que la recibe se siente ofendido. Si no estamos ofendidos, el ofensor no alcanza su objetivo", subrayó para explicar su gesto.

El hincha del Villarreal que lanzó la banana fue identificado por el club y excluido del estadio de por vida.

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 05:00
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 05:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"