Deportes

Riquelme la rompió y Boca goleó a Arsenal

El Xeneize derrotó 4 a 2 al equipo de Palermo con mucha contundencia. Colazo, Erbes, Riquelme y Gigliotti marcaron los goles del triunfo.

De la mano de Juan Román Riquelme, Boca se reencontró con el buen juego y consiguió esta tarde una clara victoria por 4 a 2 sobre Arsenal, en la Bombonera, en un partido correspondiente a la decimosexta fecha del Torneo Final de fútbol.

Los tantos del local fueron convertidos por Cristian Erbes, al minuto de juego, Riquelme, de penal a los 47 de la primera etapa, Nicolás Colazo, a los 9 del complemento, y Emmanuel Gigliotti, de penal, a los 41 de la etapa final.

En tanto, para los de Sarandí anotaron Mariano Echeverría, a los 16 del primer tiempo, y Julio Furch, a los 44 del segundo.

Boca cambió por completo la cara de los últimos partidos, manejó los tiempos de principio a final y superó con claridad al rival.

Con este resultado, los "xeneizes" sumaron tres puntos de cara al objetivo de acceder a la próxima edición de la Copa Sudamericana y quedaron a siete unidades del líder del certamen, Gimnasia y Esgrima La Plata.

Por su parte, los de Sarandí siguen últimos en la tabla de posiciones, junto a All Boys, aunque no tiene problemas con el promedio y su objetivo está puesto en la Copa Libertadores.

Boca sacó rápidamente ventaja en el marcador y antes del minuto de juego logró el primer gol del partido. Grana salió jugando desde el fondo, cedió para Bravo, éste a Gigliotti, el 9 la aguantó habilitó a Erbes y "Pichi", picando la pelota por sobre el cuerpo de Campestrini, puso el 1-0.

Cinco minutos más tarde, el propio Erbes estuvo cerca del segundo, cuando ensayó un remate cruzado, de derecha a izquierda, que salió apenas desviado.

De a poco, Arsenal emparejó las acciones y el partido se hizo de ida y vuelta, con ambos equipos intentando jugar con la pelota al piso.

A los 16 el elenco de Sarandí alcanzó la igualdad por intermedio de Echeverría, que sacó provecho de las dudas de la defensa boquense en un córner, y luego de una serie de rebotes estampó el 1-1 parcial con un fuerte remate de zurda.

Segundos después del tanto del "Arse", el "Burrito" Martínez falló un gol increíble, ya que con todo el arco de frente y con el arquero tirado en el piso cabeceó al lugar donde estaba Campestrini, que pudo atrapar el balón.

Los dos conjuntos tocaban, pero Boca lo hacía con más peligrosidad, de la mano de un inspirado Riquelme, que se mostraba movedizo y pidiendo la pelota en todo lo ancho del mediocampo.

Cuando se jugaban 19 minutos, Riquelme habilitó a Grana, que sacó un peligroso disparo de derecha, que rozó el palo derecho del arco visitante, mientras que minutos más tarde, el "10" dejó solo a Colazo, que falló en el mano a mano, abortado nuevamente por Campestrini.

En la última jugada del primer tiempo, y tras un córner ejecutado por Riquelme desde la derecha, el árbitro Diego Ceballos cobró mano de Marcone dentro del área y marcó penal para Boca.

El capitán "xeneize" se hizo cargo de la falta y con un remate alto, al medio del arco, doblegó a Campestrini, que se recostó sobre su derecha, para poner el partido 2 a 1.

Boca volvió a mostrarse superior en el juego en el inicio del segundo tiempo y en apenas tres minutos casi conquista el tercer gol, de no ser por una gran intervención de Campestrini, que voló para evitar que una pifia de Echeverría doblegue su propia valla.

El conjunto local no bajó el ritmo y a los 9 minutos alcanzó el tercer gol: Insúa ensayó un lujo por la izquierda, se dio vuelta con un taco, llegó al fondo, lanzó el centro, Campestrini dejó un rebote corto y Colazo, de cabeza, concretó el 3a 1.

Con la tranquilidad del marcador, Boca siguió manejando el balón con un inspirado Riquelme y ante un rival golpeado que no mostraba reacción y jugaba cada vez más lejos del arco defendido por Orion.

El "Burrito" Martínez tuvo dos oportunidades, a los 23 y 28, pero en la primera su remate pegó en un defensor, que evitó el gol, y en la segunda se topó con Campestrini.

Cerca del final, Echeverría le cometió penal al recién ingresado Acosta y Gigliotti -ya no estaba Riquelme en cancha- ejecutó la falta y puso el 4-1.

En la última jugada del partido, Orion calculó mal en una salida y permitió que Furch, de cabeza, descuente para los del Viaducto.
Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 05:20
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 05:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"